Un reconocimiento a los alimentos que cruzaron el Atlántico

Sin las uvas que llegaron desde España, nuestro querido pisco no existiría. Y sin nuestra papa, no habría tortilla española

Un reconocimiento a los alimentos que cruzaron el Atlántico

Con el descubrimiento de América y el encuentro de dos mundos, entre otras cosas, fueron y vinieron costumbres, lenguas, animales y productos. Así, las culturas de los países de ambos lados del hemisferio se enriquecieron, y la gastronomía fue uno de los aspectos que más se benefició.

Según informa abc.es, la Real Academia Española de Gastronomía ha preparado una lista de alimentos que cruzaron el Atlántico, la que servirá de base a una gran exposición itinerante que organizará la Academia Iberoamericana de Gastronomía.

“¿Qué sería de la cocina italiana o de la española sin el tomate? ¿Y de la cocina europea en general sin la patata que salvó de grandes hambrunas a irlandeses o centroeuropeos? Y a la inversa, no puede entenderse la cocina iberoamericana sin el cerdo, el pollo o el arroz”, señala el medio español.

Si bien solo se expondrán diez alimentos originarios de América y otros diez de España, en la lista figuran otros productos cuya introducción a las cocinas locales y su papel es también importante.

DE AMÉRICA EUROPA
Algunos de los insumos que partieron de esta parte del planeta fueron el tomate, el ají, la papa y los frejoles. “Imaginen el recetario tradicional español, o el europeo, sin estos cuatro ingredientes básicos. Ni gazpacho andaluz, ni fabada, ni tortilla de papa, ni pimientos de Padrón o de Guernica, por poner solo cuatro ejemplos”, señala abc.es.

Otros alimentos en la lista son el cacao, el maíz, la palta, el maní, el calabacín, el pavo, la piña y la yuca.

DE ESPAÑA A AMÉRICA
Lo más importante que ganamos con la conquista de los españoles fueron el vacuno, el cerdo y el pollo, carnes básicas y, hoy por hoy, bastante populares. También está el aceite de oliva, el arroz, los garbanzos, el trigo, las manzanas, los pomelos, la miel de caña y la miel de abeja.

“Y otro producto esencial –señala el artículo-, la uva, y con ella el vino. Uvas que en Argentina, Chile o México permiten elaborar vinos de calidad que ahora vuelven a cruzar el charco. Uvas sin las que no existiría el pisco peruano”.


Tags relacionados

Pisco

papa