El restaurante que derrotó a la homofobia en México

Cada año, un grupo de parejas homosexuales se convierte en chefs de este local

El restaurante que derrotó a la homofobia en México

Doña Petra es un restaurante mexicano único en su especie. Además de ser un espacio itinerante que se pasea por todas las ferias del país promoviendo la comida típica azteca, es considerado el proyecto gastronómico más inclusivo de México.

¿La razón? Desde hace 60 años le abre las puertas a parejas homosexuales para que se conviertan en chefs por un día. Según informa el diario Milenio, todo empezó hace muchos años cuando la dueña y fundadora, doña Petra, encontró en la comunidad gay una de sus principales inspiraciones.

“A doña Petra le gustaba salir de fiesta y siempre tuvo muchos amigos gays, es así que conoció la buena sazón y como un acto de amistad empezó a darles trabajo. Sin darse cuenta, el personal en su totalidad era homosexual, esto se convirtió en una tradición que se mantiene hasta el día de hoy”, contó María Guadalupe Rosales, nieta de la fundadora.

“A mí me caen muy bien, nunca ha habido eso de discriminar aquí, ellos se dan a querer y nos responden igual. Con mucho respeto. Son bien nobles y entregados. Mi abuela siempre buscó apoyarlos. En general nadie les daba trabajo, los veían mal”, agregó.

María Guadalupe comentó también que en los lugares que visitaba siempre se respiraba un aroma discriminatorio. Afortunadamente ahora ya no es así, incluso la gente de mentalidad más cerrada convive y come la comida de los ocasionales cocineros.

Cada año durante la feria de León, en enero, el restaurante brinda trabajo a todos los homosexuales, que en algunos casos han superados los 60 años, y trabajan ahí desde la fundación. “Esta es la cocina más orgullosamente gay y famosa de México”, describe uno de sus trabajadores.