El sánguche mexicano se eleva a categoría gourmet

Un restaurante de California se ha esmerado en la preparación y presentación de este plato en más de 120 variedades

El sánguche mexicano se eleva a categoría gourmet

Horneando su propio pan y con recetas de alta cocina, el restaurante Cook’s Tortas ha situado a los sánguches mexicanos en un nuevo escaño de la gastronomía, al darle un toque ‘gourmet’ a este popular platillo.

“A la apertura de este restaurante, le antecedió un intenso trabajo de búsqueda e investigación, a través de varios países del mundo, siempre pensando en nuestras ‘tortas’ mexicanas, pero con la convicción de romper paradigmas y hacerlas más internacionales”, dijo Ricardo Díaz, chef y accionista de Cook’s Tortas.

El resultado ha sido bien aceptado por propios y visitantes de Monterey Park, en California, donde según la página de revisiones y comentarios del público y entendidos Yelp.com, Cook’s Tortas ha logrado en poco más de dos años conseguir 4 estrellas y media del máximo de 5 que otorga.

Para Díaz, el éxito no ha sido fruto del azar, sino de la convicción de cuidar cada detalle, cada ingrediente, cada propuesta. “Pasamos meses haciendo pruebas y creando recetas hasta que dimos en el blanco con una que nos permitió lograr nuestro propio pan, con un estilo ciabatta, totalmente artesanal, horneado en nuestro horno de piedra que le da una textura perfecta para recibir los ricos y jugosos ingredientes de nuestras diferentes tortas”, explicó el chef de 40 años.

SUCULENTO Y NOVEDOSO
Esas creaciones han sido también para cada uno de los rellenos que se ofrecen en Cook’s Tortas, donde más de 120 variedades estimulan el apetito de sus clientes asiduos y también el de muchos turistas que llegan al lugar.

La lista es extensa y cada sánguche se sirve acompañado de una ensalada, un postre y una bebida por un precio de entre 8 y 10 dólares.

Algunas de sus especialidades son los sánguches de milanesa, bacalao, pambaso, grilled veggie, salmón, ahogada, molcajete, camarones, lengua, mojito, cubana, la diabla, carne asada, California, cochinita, chicken basil, mole verde, mi ranchito y portobello, entre muchas más.

“Con las bebidas también hemos querido ofrecer nuestro estilo propio, servimos las conocidas aguas frescas mexicanas, usando para ellas las frutas de temporada, fortaleciendo su sabor con esencias y haciendo mezclas bastante exóticas que nos han permitido crear un sabor refrescante y del gusto del público”, detalló Díaz quien desde los 9 años descubrió su amor por la cocina, trabajando en restaurantes de la familia.