Si el Mundial fuera de comida ¿qué país campeonaría este domingo?

El buen fútbol de España y Holanda los hizo llegar a la final de Sudáfrica 2010. Pero si lo que contara no fueran los goles sino las delicias gastronómicas de cada país, veamos qué equipo debería levantar la Copa

Si el Mundial fuera de comida ¿qué país campeonaría este domingo?

Una imaginaria Copa Mundial de Comida. Eso es lo que creó Paul Beckett del blog India Real Time de “The Wall Street Journal”. En ella, los cuatro equipos que llegaron a las semifinales (Uruguay, Alemania, Holanda y España) se dividen así: “Es el sur –de América y Europa- contra el norte de Europa. La cocina uruguaya es tan atractiva a la vista como lo es el fútbol alemán. Y la gastronomía holandesa es equivalente al fútbol inglés: aburrido, plano y sin imaginación”, dice Beckett.

Entonces, si en la cancha hubiera jugado la cocina de cada país, el Uruguay-Holanda hubiera sido así: carne a la parrilla y un postre de dulce de leche contra puré de papas con otras verduras machacadas y yogur. “Uruguay habría ido a la final”, sentencia el blogger.

En el España-Alemania, una paella de camarones, conejo, chorizo, azafrán y arroz, acompañado de flan, se hubiera enfrentado a salchichas con mostaza, fideos spatzle, junto con un strudel de manzana.

“Eso está reñido –reconoce Beckett. Probablemente el partido hubiera llegado a tiempo sumplementario, incluso a penales (en los que quizás se podría comparar el vino español con la cerveza alemana). Al final, probablemente gane España por la enorme variedad que aportan al juego de alimentos”. Bueno, en eso coincidió, ya que España disputará la final este domingo con Holanda.

¿CUÁL ES EL CAMPEÓN?
Así las cosas, el partido del domingo lo jugarían España y Uruguay: “Un cordero lechal asado con guiso de frejoles versus un chivito, un sánguche uruguayo de carne, queso, jamón, lechuga, tomate y mayonesa”, apunta Becker.

Para ustedes, ¿quién debería ganar este encuentro?