Surgió el primer detractor del manifiesto de los mejores chefs del mundo

Un conocido crítico gastronómico inglés describió el documento como un acto de “ridícula autoestima”

Surgió el primer detractor del manifiesto de los mejores chefs del mundo

La denominada Cumbre de los G9 finalizó el pasado domingo con presentación de la Declaración de Lima, documento que fue firmado por nueve de los más importantes e influyentes cocineros del mundo: Ferrán Adrià (España), Dan Barber (EE.UU.), Heston Blumenthal (Inglaterra), Michel Bras (Francia), Álex Atala (Brasil), René Redzepi (Dinamarca), Yukio Hattori (Japón), Massimo Bottura (Italia) y Gastón Acurio.

En resumen, la titulada “Carta abierta a los chefs del mundo” aborda el rol de los cocineros en torno a cuatro ejes: sostenibilidad, naturaleza, biodiversidad, sociedad y conocimiento.

Pues bien, lo que para muchos puede ser un paso adelante y un aporte a la sociedad, para otros se trata de “un acto de auto importancia, de una ridícula autoestima que se necesita un tanque de oxígeno para poder recuperar la respiración [después de leerlo]”.

Eso es exactamente lo que piensa el crítico gastronómico inglés Jay Rayner, quien no escatimó calificativos ni pinceladas de sarcasmo en el artículo que publicó hoy en ‘The Guardian’.

TRAPITOS AL AIRE
“No nay nada malo con un grupo de bastante talentosos y serios cocineros teniendo estos pensamientos. La noche en la que se sentaron alrededor de una botella de Fernet Branca, que rápidamente se vaciaba, abrazándose unos a otros, mirándose a los ojos y diciendo cosas solemnes como “Yo soy el puente hacia otras culturas”, debe de haber sido realmente extraordinario. Pero hay cosas que realmente se deberían mantener a puerta cerrada”, escribió Raynar.

Con el objetivo de recordarles a varios de los chefs miembros del Consejo Consultor de Basque Culinary Institute que no son santos, Raynar recordó que ellos cocinan para gente rica y que la actividad de varios de los restaurantes que ellos poseen dejará una “huella de carbono tan grande que un elefante podría dormir en ella”.

¿DESCONOCIDOS?
¿Y qué dice el crítico inglés de los chefs de este continente que participaron en la cumbre? Curiosamente, Raynar considera que los únicos grandes cocineros del grupo en realidad son Adrià, Redzepi y Blumenthal (quien no pudo acudir a la cita en nuestro país), pues otros como Atala, Barber y el propio Acurio son simplemente “muy conocidos para los que alguna vez han trabajado para ellos”.

¿Qué opinas?