¿Tiene una comida de negocios? Mejor no elija estos platos

Estas reuniones de trabajo suelen ser cruciales para definir un empleo o el cierre de un importante acuerdo. Por eso, le presentamos los alimentos que pueden arruinar una gran oportunidad

¿Tiene una comida de negocios? Mejor no elija estos platos

En la vida laboral, las comidas de trabajo son ocasiones inevitables que se presentarán con frecuencia. Si bien los almuerzos o cenas son prácticas cotidianas, en estas circunstancias se convierten en actos formales. Entonces, nuestro éxito depende de un bocado, literalmente.

Según un blog de Westword.com, una de las normas básicas es ordenar un plato similar al de su jefe, además de siempre estar atento a sus sugerencias. No pida algo más caro, pero tampoco se limite.

Pero el gran problema es cuando nos enfrentamos a la carta. ¿Qué pedir si tenemos en cuenta que nuestra elección va a decir mucho de nuestra personalidad? A continuación, los alimentos que debe pasar por alto.

ALERTA ROJA
Evite la sencillez al extremo. Comer una ensalada demanda poco tiempo y refleja la preocupación por mantener su buen estado físico. Pero tenga cuidado: el que lo invitó probablemente no lo tome así y pensará que usted quiere que la reunión termine cuanto antes. Lo mismo sucede si se limita a pedir un postre, pues significa que no está tomando la reunión lo suficientemente en serio.

¿Desea pedir un coctel? Entonces, debe esperar a que su jefe ordene primero. Si no ha comido, es mejor que sea moderado con su orden. No se recomienda beber alcohol con el estómago vacío porque podría embriagarse rápidamente.

No se manche. Existe cierto tipo de comidas como las costillas, los espaguettis con tuco y algunas hamburguesas que pueden ensuciarlo con facilidad. Si se trata de un almuerzo informal, con seguridad encontrará estos alimentos en el menú. Evítelos a toda costa.

¿Le provoca una chita al ajo? La comida con ingredientes como la cebolla o el ajo pueden opacar su brillante desenvolvimiento. Usted querrá que lo recuerden por su talento y la exposición de sus ideas, no por el olor de su respiración ni por el malestar que puede haber causado a quienes compartieron su mesa.

Por último, tenga en cuenta que para tener un ambiente agradable y de confianza, no debe dejar de ordenar un plato. No existe nada más incómodo que ser obvervado mientras come.


Tags relacionados

Restaurantes

Cenas

Almuerzos