¿Cómo prevenir el riesgo de una enfermedad cardiovascular?

Para evitar enfermedades cardiacas se recomienda una alimentación sana. Te presentamos algunos insumos

¿Cómo prevenir el riesgo de una enfermedad cardiovascular?

Las enfermedades cardiacas son responsables de 2.200 muertes cada año en Estados Unidos, según el Centro de Control de Enfermedades. Este índice podría reducirse simplemente dejando de fumar, manteniendo niveles bajos de estrés y llevando una dieta balanceada y saludable.

La página web especializada en salud AOL recomendó incluir ciertos alimentos que garantizan un menor riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares. Toma nota:

Los alimentos ricos en Omega 3, como el salmón, pueden reducir el riesgo de arritmias, la acumulación de placa en las arterias y bajar el colesterol .

En el 2011 un estudio concluyó que consumir nueces en reemplazo de carnes rojas disminuye las posibilidades de apoplejía (tipo de ataque cerebrovascular) y puede ayudar a disminuir el colesterol.

La publicación informó que consumir aceite de oliva en lugar de mantequilla o aceite tradicional, reduce considerablemente los niveles de colesterol.
Las bayas (como la uva o el tomate) pueden bajar la presión sanguínea y promover el buen colesterol, pues posee un antioxidante llamado polifoneles. Además te protegen contra la hipertensión.

La avena ayuda a mantener las arterías libres, pues reduce la absorción del colesterol. En tanto la soya es una fuente de proteína baja en grasa comparada con la carne roja.

El chocolate oscuro es un antioxidante y colabora con reducir la presión sanguínea y prevenir coágulos de sangre.

Aunque parezca sorprendente la canchita (pop corn) es una sorprendente fuente antioxidante, siempre y cuando no estén bañadas en mantequilla y hayan sido reventadas por aire caliente.

La papa posee antioxidantes que combaten las enfermedades, además de fibra y potasio, importantes para el funcionamiento del corazón.

El café no necesita mayor presentación. Se trata de una gran fuente de antioxidantes, por lo que resultaría beneficioso para combatir las enfermedades cardiacas.