Consejos para alimentarnos adecuadamente en invierno

La clave para evitar la gripe está en una dieta rica en vitaminas A, C y E y en hierro, zinc y selenio

(Canal N)

Ayer empezó oficialmente el invierno y el clima en Lima lo evidencia. Con los días soleados formando parte del pasado, ahora nos toca abrigarnos y cuidarnos de los resfríos y demás enfermedades respiratorias.

La alimentación es un factor clave. César Domínguez, nutricionista del Instituto Nacional de Salud, recomendó priorizar el consumo de vitaminas A, C y E, así como de minerales como el hierro, zinc y selenio.

“La vitamina A ayuda a todo nuestro sistema protector natural. Por ejemplo, la tenemos en la yema del huevo, la leche y el hígado, si hablamos de productos de origen animal. En aquellos de origen vegetal, tenemos la zanahoria, el zapallo, el plátano de la isla, la lúcuma y el maracuyá ”, dijo a Canal N.

El especialista también indicó que la vitamina C la podemos obtener de frutas cítricas como la mandarina, la naranja, la cocona y la carambola; y que, en el caso de la E, esta se encuentra en cereales de grano entero o en productos integrales y que tienen aceites esenciales, como el aceite de oliva o la palta.

TAMBIÉN MINERALES
“El hierro y el zinc básicamente ayudan a que haya una buena proliferación y maduración de las células inmunitarias; osea, los glóbulos blancos”, dijo Domínguez.

¿Cómo podemos abastecernos de estos minerales? Consumiendo sangrecita, hígado u otras vísceras como la mollejita y el carazón de pollo. Las menestras también son muy importantes ya que ellas, además de hierro y zinc, tienen selenio.

“El selenio mantiene alerta nuestro sistema inmunológico. Está presente en productos de origen marino, como la anchoveta y el atún, y en los frutos secos como las almendras y el maní”, explicó.