Contra la obesidad infantil: eliminarían comida chatarra en escuelas de EE.UU.

En los últimos 30 años este problema ha crecido a más del triple y lo que se busca es tener opciones más saludables

Contra la obesidad infantil: eliminarían comida chatarra en escuelas de EE.UU.

La comida chatarra pronto sería difícil de comprar en escuelas públicas estadounidenses, dado que el Gobierno se prepara para emitir nuevas reglas que exigen que se vendan alimentos más saludables en sus cafeterías, una medida que la mayoría de los padres respalda, según un sondeo publicado el jueves.

Con la obesidad infantil en crecimiento, la encuesta halló que la mayoría de las personas coincide en que las papas fritas, los refrescos y los dulces que los estudiantes compran en las máquinas expendedoras o almacenes de las escuelas, además de los desayunos y el almuerzo, no son nutritivos, y apoyan el estándar nacional para la venta de alimentos en las escuelas.

Los resultados del grupo Kids’ Safe and Healthful Foods Project (Proyecto de Alimentos Seguros y Saludables para los Niños) llegan en momentos en que el Gobierno federal se prepara para lanzar un estándar a nivel nacional que podría generar una nueva batalla entre expertos sanitarios y escolares y la industria alimenticia.

SOLUCIONES A LA VISTA
Se espera que el Departamento de Agricultura emita sus nuevas guías en junio, según algunos especialistas. Esta normativa podría limitar la cantidad de azúcar, sal y grasa que podrían contener los alimentos que venden las escuelas.

“Esperamos trabajar con los padres, docentes, profesionales de los servicios de alimentación de las escuelas y la industria alimenticia para delinear lineamientos sustentables para que las opciones más saludables estén disponibles para nuestros estudiantes”, dijo el subsecretario del Departamento de Agricultura, Kevin Concannon.

Jessica Donze Black, nutricionista que dirige el Kids’ Safe and Healthful Foods Project, dijo que los resultados del sondeo muestran un creciente respaldo a la actualización de estándares que surgieron en 1979.

“Lo que ha cambiado en los últimos 30 años es que la epidemia de obesidad infantil ha crecido a más del triple”, dijo. “El ambiente escolar también ha cambiado (…) Hoy, hay muchos otros lugares a lo largo del día que compiten con una comida saludable en la escuela”, agregó.