La leche, la aliada perfecta en la batalla por ganar músculos

Para obtener buenos resultados se recomienda tomar la bebida entre una y dos tazas una hora después de ejercitarse

La leche, la aliada perfecta en la batalla por ganar músculos

¿Sueñas con tener músculos de acero? Además de hacer ejercicio, el tomar leche es una de las formas más efectivas de conseguirlos, según un estudio realizado por la universidad canadiense McMaster.

La clave de sus propiedades estaría en dos de sus compuestos: una proteína denominada caseína y el suero de leche.

“La caseína es digerida lentamente, mientras que el suero se digiere rápidamente. Por esta razón, la proteína es entregada en dos fases (…) Los aminoácidos alcanzan los músculos mucho más rápido, pero su acción también se extiende por más tiempo en comparación con otras fuentes de proteína”, indica Andrea Josse, autora de la investigación, en la revista “Men’s Health”.

Aunque el ingerir huevos y carne también es bastante aconsejable si lo que uno quiere es marcar sus abdominarles, estos son dirigidos más lentamente que la leche. Asimismo, el calcio que contiene ayudaría a perder peso más rápidamente, según indica Josse.

Para obtener resultados, la investigadora recomienda beber entre una y dos tazas de leche después de ejercitarse, cuando los músculos están preparados para el crecimiento.

Para la investigación se trabajó con tres grupos de mujeres. Al primero se le dio grandes raciones de leche, al segundo una cantidad promedio y al tercero una dosis mínima. Tras 16 semanas, el primer grupo fue el único que ganó músculo (unos 700 gramos en promedio) y además fue el que más peso perdió (un promedio de 4 kg.).


Tags relacionados

leche

Músculos