Delicia altiplánica: conozca las bondades de la carne de alpaca

Además de ser muy nutritiva y poseer una gran fuente de proteínas, la carne de este camélido andino también se caracteriza por ser baja en grasas

Por Alexandra Alva

Su tierna figura encierra la majestuosidad de los Andes. Su lana es muy codiciada e incluso ha servido como inspiración para muchos diseñadores tanto peruanos como extranjeros.

Sin embargo, la carne de alpaca es poco comercializada en nuestro país, siendo sus mayores productores Puno y Cusco. Su consumo debería ser más difundido debido a los grandes beneficios que posee: es una excelente fuente de proteínas y tiene un bajo contenido graso, ideal para aquellos que sufren de colesterol alto.

¿Cuál es el ritual que se sigue antes de que este alimento llegue a nuestras mesas? Julio Vilca, comunero del distrito de Atuncolla, en Puno, señala que primero se debe proceder con el trasquilado de la lana. Además, el sacrificio del animal no se puede realizar ni los días martes ni los jueves por ser considerados de mala suerte.

La edad ideal que debe tener una alpaca para ser consumida es entre un año y año y medio, pues en este tiempo su carne esta más suave.

AL PLATO
¿Qué tipos de corte existen? La señora Yolanda Mamani, quien hace cinco años empezó a vender carne de alpaca en el Mercado Central de Puno cuando los médicos le aconsejaron a su esposo consumir este animal para reducir sus niveles de colesterol, explica que los más populares son las piernas y el lomo, siendo muy pedidos por los restaurantes turísticos, gracias a la suavidad y jugosidad de la carne- muy parecida a la de la res- que se deshace en la boca.

No se quedan atrás los costillares, los brazos, la rabadilla, aunque es un poco más seca por lo que se demora más en masticar pues tiene una contextura un poco chiclosa; el asado, la cadera, la tapa y el pejerrey “que es un poco fibroso y no es tan popular como los otros tipos de cortes”, explica.

Gracias a esta diversidad, podemos encontrar diversos platos hechos con alpaca, como por ejemplo el pesque, el enrollado, el bistec, el lomo al jugo, la alpaca en salsa blanca con crema de leche y en variadas sopas. Además se puede secar y hacer un delicioso charqui.

“Mayormente sazonamos con productos locales como el orégano, el chiqchipa (una hierba aromática de la zona) y sal. Casi no le ponemos condimentos porque la misma textura y el mismo sabor de la carne se pierde”, cuenta Julio Vilca.

Su cocción dura entre cinco y siete minutos y se puede acompañar con papa, quinua, verduras, oca, arroz, patta de cebada y legumbres.

¿Alguna vez ha probado carne de alpaca? ¿Qué le pareció?


Tags relacionados

alpaca

Insumos peruanos

Puno