Deliciosos tequeños de cebiche, mariscos y cau cau innovan el mundo de los piqueos

Con sus infinitas opciones de rellenos y acompañamientos, los tequeños tienen la fórmula para no aburrir a ningún paladar

“Toda la cocina peruana es tequeñeable”, dijo alguna vez Gastón Acurio, y no le falta razón. Casi cualquier plato puede ser envuelto en una masa de wantán y quedar delicioso una vez frito. ¿El truco? Escoger una salsa que lo acompañe bien. “La idea es utilizar lo que ya está hecho, como la comida del día anterior, y acompañarla con algún ingrediente que vaya originalmente en el plato”, recomienda José del Castillo, del restaurante La Red.

Así, hasta el más fresco cebiche puede volverse tequeño y sumergirse en leche de tigre, como lo demuestra Fernando Pacheco, de Caplina. Este restaurante propone además una alternativa oriental acompañada de salsa tamarindo y unos apetitosos piqueos de estilo capresse para remojar en salsa de albahaca y pecanas.

Por su parte, La Red prepara opciones más criollas y presenta los tequeños de ají de gallina, de cau cau y de seco. Los primeros se acompañan con un ‘chalaquito’ de cebolla picada y tomate (al fiel estilo de los choritos a la chalaca), los segundos con una salsa de mayonesa y ají amarillo, y los terceros con una crema de frejoles licuados con un toquecito picante.

Las opciones son infinitas. Si es amante de la comida marina, pruebe rellenar estos entremeses con pulpa de cangrejo y acompáñelos con salsa golf. Si tiene alma carnívora, no deje de saborear los tequeños con lomo remojados en su jugo. Pero si no es muy creativo, agréguele diversos sabores a la mayonesa (ajo, cebolla, ají, etc.) y obtendrá deliciosas salsas.

¿ADÓNDE IR?
Caplina. Gral. Mendiburu 793, Miralfores.
La red. Av. La Mar 391, Miraflores.


Tags relacionados

piqueos

Cebiche

Tequeños