A diversificar el consumo: hay escasez de algunos pescados blancos

Las cebicherías han visto necesario importar meros, corvinas y lenguados. Una solución sería variar los pescados que estamos acostumbrados a comer

(Canal N)

El mar peruano es rico y diverso. Sin embargo, la ausencia de algunos pescados blancos como el mero, corvina y lenguado ha obligado a las cebicherías a ofrecer nuevas alternativas para poder cubrir la demanda de platos marinos en este verano.

“La caza de peces, la contaminación y los fenómenos climatológicos han hecho que algunas especies se alejen de nuestro litoral y nos obliguen a importar pescados”, dijo Javier Vargas, presidente de la Asociación de Restauradores Marinos y Afines del Perú (Armap), a Canal N.

Cabe recordar que ayer Vargas anunció que las cebicherías podrían aumentar sus precios hasta en un 30% debido al alza del costo de los pescados, generado por la escasez de oferta en el mercado.

PROBEMOS OTRA COSA
Resulta que, según explicó Mariano Valderrama, presidente de la Sociedad Peruana de Gastronomía (Apega), la oferta de las cartas de los restaurantes y el consumo del público se concentra en cinco o cuatro pescados conocidos, como el mero, el lenguado, la corvina y la chita.

“Esto es un peligro porque siendo el mar peruano tan rico y habiendo en los ríos y en los lagos tantas oportunidades, estamos concentrando el consumo en pocos productos con el riesgo de que estos en cualquier momento se extingan”, dijo Valderrama a elcomercio.pe.

La propuesta es empezar a mirar hacia otro lado, probar y dejar que nuestro paladar descubra nuevos tipos de pescados. “Por ejemplo, uno va al restaurante de Toshiro y preparan un jurel crocante con ensalada increíble. O una caballa, que es muy apreciada en Piura, enrollada y maravillosa”, sugirió Valderrama.

Tome nota: algunos de los pescados ‘alternativos’ son el jurel, la reineta y el carajito (camote).