Esperanza tras las rejas: reclusas del penal ex Santa Mónica se convirtieron en chef

La esposa del jefe de Estado, Nadine Heredia, estuvo en la ceremonia de clausura y también demostró sus habilidades culinarias

(Frecuencia Latina/Andina)

Con una exposición gastronómica en la que demostraron los conocimientos aprendidos, 60 internas del Penal de Mujeres de Chorrillos participaron en la clausura de los cursos de asistente de cocina peruana, pescados y mariscos; y asistente de panadería, que una vez recobrada su libertad, serán importantes para su reinserción en el mercado laboral.

En el primer patio del ex penal Santa Mónica, las internas exhibieron canastas de panes que ellas mismas elaboraron, además de preparar potajes criollos y marinos para la degustación de los asistentes.

Posteriormente, las beneficiarias recibieron de manos de la esposa del presidente Ollanta Humala, Nadine Heredia y del ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, José Villena Petrosino, los certificados que confirman su preparación, durante dos meses, en los mencionados cursos.

“En esta oportunidad lo que ustedes han hecho es abrirse una oportunidad para que las miren diferente cuando salgan del penal. Luego pondrán con esfuerzo un negocio: su restaurante, su panadería”, expresó Heredia, quien también se animó demostrar sus habilidades culinarias.

Esta instrucción se desarrolló con docentes del Cenfotur, dentro de los penales Santa Mónica, Lurigancho y Miguel Castro Castro. Paralelamente, se desarrolló en dos penales de Cusco, donde se impartieron los cursos de asistente de cocina peruana y novoandina, y asistente de panadería. La capacitación benefició a un total de 240 internos (80 mujeres y 160 varones).