Estos postres lo esperan en la Alameda Chabuca Granda para endulzarle el día

Qué mejor manera de celebrar el aniversario de Lima que con sus tradiciones. Indudablemente, una de ellas son los dulces

Picarones, arroz con leche, mazamorra morada, ranfañote, melcocha, mazamorra cochina, camotillo, el infaltable suspiro a la limeña y más. La oferta de dulces en nuestra capital es amplia, como para todos los gustos; y el lugar por excelencia para disfrutar del sabor de estas recetas que tienen cientos de años es la Alameda Chabuca Granda.

Ahí encontrará a Leonor Lezama y sus picarones con miel de chancaca. “Cuántos años vendo, ya van uff! Ya estoy hasta cansada de vender, en el Señor de Milagros, en la Vendimia, en todo sitio he vendido”, dijo a elcomercio.pe. Doña Leonor afirma, alegremente, que “el secreto lo pongo yo”.

Como explicó Lidia Yánez, la cachanga se vendía en las puertas de los colegios de Lima. “Está hecha a base de harina de trigo, un poco de huevo y bañada con miel de naranja”, dice y explica que el truco está en saber mantener el crocante del dulce.

Ana Quiroz prepara ranfañote hace 30 años. “Lleva pan, coco, castaña, almendras, miel de chancaca, queso, vino oporto”, dice y asegura que muchos estudiantes de gastronomía la van a buscar a su puesto en Chabuca Granda, donde está desde hace 13 años.

Un paseo por la Alameda, a orillas del Río Rímac, lo remontará a aquella época de antaño donde los pregoneros y las tapadas eran personajes cotidianas de lo que fue nuestra colonial capital.