Chef peruano en expansión

Mo-Chica lo catapultó en la ciudad de las estrellas, y Picca reafirmó su estilo. Ricardo Zárate busca la consagración con un nuevo local en Downtown

CATHERINE CONTRERAS

LOS ÁNGELES. Mientras Ricardo Zárate almuerza en Bottega Louie –un palaciego concepto italiano que incluye restaurante, pastelería y venta de delicatessen en pleno Downtown– un par de personas se le acercan para preguntarle cuándo abrirá Mo-Chica en 7th Street.

Es grande la expectativa en torno al nuevo local que el cocinero peruano –elegido este año como uno de los mejores nuevos chefs de Estados Unidos, según la revista “Food & Wine”– abrirá pronto en el corazón empresarial, cultural y artístico de Los Ángeles.

Hace un año que Zárate encontró este local de 260 metros cuadrados, donde inicialmente pensó mudar Mo-Chica –el sencillo rincón que el 2009 abrió en el mercado La Paloma, y cuya propuesta gastronómica lo llevó a ser reconocido en el firmamento culinario de la costa oeste de Estados Unidos–, pero después de abrir Picca, la cantina peruana al estilo anticucho-bar que tiene en Pico Blvd., otra céntrica zona de Los Ángeles, cambió de opinión.

Zárate decidió reservar el local para la segunda sede de Mo-Chica, “que fue el motor”, reflexiona el cocinero, quien hoy, junto a su socio Stephane Bombet, se concentra en desarrollar el potencial de este concepto peruano que marcará la pauta de su expansión.

“Mo-Chica era un poco mi recuerdo del Perú: el arroz con pollo, el seco, el ají de gallina, pero con presentación moderna. Quiero hacer de esto un concepto que se expanda por todo EE.UU. Mi aspiración es abrir dos más el próximo año y quizá tener diez en Los Ángeles, para luego ir a San Francisco, San Diego y Chicago”, anuncia.

Así, de compartir mesas en un ‘food court’, este nuevo Mo-chica pasará a recibir 100 comensales del exigente mercado angelino que probarán una carta un poco más reducida, pero que luzca el ingrediente y la sazón de nuestro país. “Quiero hacer sabor peruano, no francés ni italiano. Un sabor robusto, por eso Mo-Chica mantendrá su estilo rústico”, adelanta el chef que aprovecha la buena estrella que lo guía por uno de los mercados más exigentes.


Tags relacionados

Restaurantes

Ricardo Zárate