Gastón Acurio recorrió áreas costeras protegidas en busca de “El cebiche perfecto”

La travesía culinaria del chef finalizó con una visita a las Reservas Nacionales de Paracas e Islas, Islotes y Puntas Guaneras, donde apreció la riqueza natural y diversidad marina. Asimismo, rescató la importancia de la conservación de los recursos ecológicos

Gastón Acurio recorrió áreas costeras protegidas en busca de “El cebiche perfecto”

Gastón Acurio se embarcó hace unos meses en el rodaje de una nueva aventura culinaria llamada ‘El cebiche perfecto’, donde viajó por toda la costa peruana de Tumbes a Tacna, conociendo a sus protagonistas, buscando ingredientes, sabores e historias.

El reconocido chef peruano hizo una parada en las Islas Ballestas. Ahí pudo apreciar la increíble cantidad de fauna silvestre, como aves guaneras y mamíferos marinos. Durante el recorrido lo acompañó la bióloga Cynthia Céspedes, quien indicó que para que se mantenga el equilibrio natural de la zona se debe tener como prioridad el desarrollo de actividades sostenibles como la pesca y el turismo responsable dentro de estas áreas.

Continuando con su visita, Acurio se trasladó hasta la Reserva Nacional de Paracas, donde existen cerca de 216 especies de aves, 36 de mamíferos, 10 de reptiles, 168 de peces y un gran número de invertebrados. Se detuvo en el sector llamado “Lagunilla” y entrevistó al dueño de una de las cebicherías más representativas del área. Además, pudo estar presente en uno de los desembarques de los pescadores artesanales legales de la zona quienes habían extraído especies como pulpo y chanque.

UN LLAMADO A LA CONSERVACIÓN DE LAS ESPECIES
Gastón Acurio hizo un llamado al desarrollo de la pesca responsable y el respeto a las vedas para no atentar contra el ciclo de vida de las especies. Así, mencionó que “su primera sensación es de optimismo porque se respira una atmósfera de control efectivo sobre la biodiversidad y la armonía que debe existir entre los pescadores artesanales, que definitivamente deben ser los beneficiarios de esta zona”.

Por otro lado, resaltó que el turismo debe florecer sin poner en peligro el medio ambiente, logrando mimetizarse con él, respetándolo y generando recursos a una población que tanto lo necesita.

En cuanto a los recursos naturales marinos de flora y fauna, dijo haberlas apreciado en una etapa de recuperación, pero indicó que aún hay un trabajo en equipo muy importante por hacer, a fin de concientizar al pescador sobre el respeto a las especies y erradicar la pesca con dinamita para lograr su propio beneficio.

Indicó además que toda la cadena de valor comienza en la biodiversidad que debemos conservar y debe ser justa con todos sus involucrados, desde las especies, pasado por los pescadores, el turismo y el consumidor final para lograr vivir en equilibrio y armonía.