Gastón Acurio sueña con ponerle "salsa y sabor" latinoamericanos al mundo

El chef peruano fue expositor en la Reunión Anual del BID. dijo esperar que América Latina deje de ser vista únicamente como productora de materias primas

Gastón Acurio sueña con ponerle "salsa y sabor" latinoamericanos al mundo

Gastón Acurio se presentó el último fin de semana en la 53 Reunión Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Montevideo. Su exposición, lejos de la seriedad de un evento colmado de temas económicos, estudios académicos y análisis sobre la crisis financiera internacional llegó colmada por un aire fresco que le imprimió mucho “sabor y sazón”.

Acurio aclaró que aceptó la invitación del BID en su calidad de empresario, en vista que “empezó su negocio con 15 empleados y ahora tiene a cuatro mil en 15 países”.

El también embajador de Unicef dijo que los empresarios exitosos tienen el deber de devolver todo lo que puedan a sus sociedades, y que en su caso él lo hizo a través de su escuela de cocina en la localidad de Pachacútec, en el distrito de Ventanilla.

Como se recuerda, el instituto creado por Acurio, que cuenta con 300 alumnos y está ubicado en una de las zonas más pobres del Callao, es un foco de oportunidades para jóvenes de escasos recursos que encontraron en la gastronomía una pasión, además de un futuro laboral.

“América Latina tiene la oportunidad única de cambiar su posición histórica y reforzar su liderazgo para ponerle salsa y el sabor al mundo”, dijo en su seminario en el que se evaluaron las oportunidades educativas y laborales de los jóvenes en la región.

“Buscamos no sólo cocineros, sino líderes, que reinventen, que tengan vocación por su comunidad, que no olviden de dónde vienen”, explicó.

Acurio aseguró que están dadas las condiciones para que América Latina salga de la pobreza y deje de ser vista únicamente como productora de materias primas.

El chef fue una de las personalidades más requeridas de la reunión, según comentó la prensa, por la “figura exitosa de un hombre que apostó por su pasión (la cocina) e hizo de ello un imperio del sabor”.