Perú Mucho Gusto Ica: 25 mil visitantes y cerca de 40 mil platos vendidos

La feria gastronómica tuvo gran acogida. El cerdo al palo, la sopa seca y la causa madrinense fueron los platos más consumidos

ANTONIO ALVAREZ FERRANDO

La Feria Perú Mucho Gusto realizada en la ciudad de Ica cubrió las expectativas de la organización cuya meta planteada antes del inicio fue de 25 mil visitantes, en sus tres días de duración.

Marisol Acosta, subdirectora de Turismo Interno de PromPerú, informó a elcomercio.pe que se vendieron un total de 37 mil 275 platos de comida, figurando entre los preferidos de los comensales la causa de castañas (Preparada por representantes de Madre de Dios) y la sopa seca (Ica).

Detalló que otros platos que también fueron constantemente solicitados por los visitantes al campo ferial de dicha ciudad fueron el chancho al palo (Puno), el juane (Madre de Dios), el cuy (Moquegua) y el suculento costillar (Tacna).

Uno de los restaurantes con mayor visita fue el de la chinchana Esther Cartagena, conocida popularmente como “Mamainé”, quien vendió en los tres días de feria cerca de cuatro mil platos de sopa seca y su mixto Mamainé consistente en sopa seca, cau cau y seco de res con frejoles, una delicia que hizo a más de uno chuparse los dedos.

Los dulces también tuvieron una gran demanda, tal fue el caso de los alfajores de Huáncano, de Agustina Carmela Vázquez de Galindo, empresaria procedente de Pisco y ganadora del ‘Ají de oro’. Ella gradeció la acogida y reveló que su receta viene de familia y se mantiene intacta desde hace más de cien años.

El público asistente también tuvo entre sus preferidos al queso de Puno, al pan de Ayacucho y al frejol colado de Ica.

En la zona denominada La ruta del Pisco, los stands de vinos Tacama y pisco Biondi fueron los preferidos. A este último fueron atraídos especialmente por el maracuyá sour y la lúcuma sour, una excelente opción que refrescó el paladar de los visitantes.

Pero no solo la parte gastronómica se vio beneficiada, sino también la zona de artesanías de la feria donde los stands de departamentos Ayacucho y Cusco prácticamente quedaron vacíos por el gran número de ventas.