Una nueva fórmula casera paso a paso y sin secretos

La chef Carolina de Noriega abre la fórmula, un restaurante de pescados y mariscos que será el punto de partida para una marca que planea crecer en la línea oriental primero y del campo después

Dos cosas tiene bien claras Carolina de Noriega: que la mejor comida es la que uno come en casa y que el peruano nace pidiendo cebiches y tiraditos porque casi casi lleva grabado ese gusto en los genes. Por eso, cuando pensó en crear La Fórmula, apuntó a la sazón casera en pescados y mariscos.

Carolina, a sus casi 29 años, se ha asociado con el corredor de rally Ricardo Dasso para crear su primer restaurante después de estar la mitad de su vida cocinando (a los 14 años salía del colegio para apoyar a Patricia Plevisani en su programa de televisión).

“El nombre está inspirado en Ricardo, porque él siempre quiso correr Fórmula 1, así que ahora tiene su fórmula propia. Además, es una palabra que siempre me ha acompañado y que todos usan: ‘dame tu fórmula, cómo lo haces’, preguntan siempre”, explica la inquieta chef que tiene otra máxima para compartir: “Para innovar, primero perfecciona lo clásico. La causa es amarilla, y no tricolor”.

Con esta frase ella recuerda la época en que fue la primera cocinera del restaurante Scena, cuando quiso imponer lo que hoy llama rarezas de una cocina recontratrabajada. Hoy la chef que también pasó por el desaparecido Maximiliano y que por años ha asesorado hoteles y restaurantes dentro y fuera del Perú se decide a volver al inicio, a lo que la gente añora: sazón del mar y casera.

SU PROPUESTA
En 30 días Carolina lleva vendidos 676 platos. Lo dice con la emoción de una novel restauradora que tiene clara la idea de no masificar su propuesta (porque eso baja la calidad), pero sí diversificarla. Por eso, sueña con abrir La Fórmula Oriental, La Fórmula del Campo y otras variaciones de esta marca que hoy es marina y que tiene como pescados estrellas a la charela y el ojo de uva (aquí probará un cebiche tradicional, pero también uno de caracoles), pero que asimismo se luce con su risotto de salchicha de Huacho o el clásico tallarín con apanado.

Otra curiosidad de la carta: pregunte por la fórmula del sibarita, del amor, del salserín (de sol a sol) de la resaca y tantas más.

¿A DÓNDE IR?
Dirección: Psje. Amelio Placencia 125A, Miraflores (alt. 55 de República de Panamá).
Atención: martes a jueves de 12:30 a 5 p.m. jueves a domingo hasta las 5 p.m. Teléfono: 446-1438