Opciones para todos los gustos: pruebe deliciosos cebiches y piqueos desde cuatro soles

La Preferida descentraliza su propuesta e inaugura su segunda sede. En el nuevo barrio, el local es más grande pero igual de acogedor

Por Catherine Contreras

Duyo Maric García acaba de inaugurar una nueva La Preferida. Y aunque se ha ido un poco lejos de Miraflores, igual sigue sintiéndose como en su barrio. Es que hace más de dos décadas Marco, su padre y fundador de La Preferida en 1956, abrió también la pastelería Duzka en los alrededores de La Encalada, que es donde hoy se ubica este nuevo local hecho a imagen y semejanza de la bodeguita de antaño que creció por los antojos de los parroquianos.

Pero no solo esta sensación de barrio es lo que motivó a Duyo a abrir por allá. También fue lógica empresarial: La Preferida recibe a una tercera generación de clientes, antiguos miraflorinos que hoy viven por Monterrico, La Planicie o Casuarinas. Por otro lado, los comensales en Miraflores siempre han demandado espacio (“para hacer su sábado, como antes, y pasarla sin apuros”, dice Duyo), y por último, en la zona no se conoce la propuesta de una barra interminable para comer cebichitos y piqueos desde 4 soles.

BIEN HEREDADO
“Me voy donde el yugoslavo, ya vengo”. Esta frase era común para muchos clientes que iban a la esquina de Marco Maric, quien –según Duyo– aprendió a preparar cocina peruana casi a la fuerza. “Tomaban un trago y le decían: ‘Prepárate algo’. Así llegó a vender cebiche en fuentes, al paso”, dice el mayor de los tres hijos que prácticamente vivieron en restaurantes, pues Marco no solo montó La Preferida y Duzka, sino también La Cabaña de Marco (en Rivera Navarrete) y más tarde, cerca de allí, Marco Polo.

“Mi expectativa no era trabajar en el negocio de comida, porque de chiquito vi que era bien esclavizante. Entré porque mi papá enfermó y tuve que hacerme cargo”, cuenta Duyo, y confiesa que ahora su padre estaría contento viendo el nuevo local de La Preferida, donde la lista incluso lleva plasmado un sueño que dejó trunco: abrir un restaurante de mariscos a la parrilla.

“En la nueva carta tenemos la sección De Brasa y Mar… Estamos seguros de que poco a poco el tema de mariscos de noche va a ir agarrando más fuerza en el Perú, porque la gente se cuida más”, vaticina con la misma seguridad que tenía su padre.

GRAN BARRA, GRAN LISTA
La esquina de 400 metros cuadrados tiene más mesas en sus dos pisos. Por ello, la lista de piqueos y platos debía crecer. De ello se encargaron la chef Pamela Delgado y su equipo de cocina, que ha mantenido en barra sus frescos cebichitos, tiraditos, almejas, conchitas y sanguchitos, pero también estrena la papa rellena de mariscos, los champiñones al ajillo y el tostón con tomate, puré de garbanzos y pescado ahumado.

A la carta regresa el cebiche de champiñones, estrenan el marmitako (sopón de pescadores), incluyen la fideuá de langostinos y conchas y el arroz negro con calamares, junto al salmón glaseado con arroz primaveral, el suquet de pescado y almendras, la pechuga de pollo ahumada con mermelada de ají amarillo y papas nativas o la trucha a la milanesa.

¿A DÓNDE IR?
Dirección: La Encalada 908, Monterrico, Surco atención: de 8 a.m. a 11 p.m. viernes y sábado hasta las 12 p.m. teléfono: 358-9049