OPINA: ¿Cómo utilizas las sobras del pollo a la brasa?

La mayoría lo consume en el desayuno como sánguche, otros como relleno de tequeños y también para darle al ají de gallina y al chaufa un sabor diferente

OPINA: ¿Cómo utilizas las sobras del pollo a la brasa?

Ayer el pollo a la brasa fue la estrella en la mesa de miles de hogares y pollerías en todo el país. A consecuencia de esto hoy muchas familias amanecieron con una (buena) porción de pollo a la brasa en el refrigerador. Las sobras de este platillo en particular son unas de las preferidas de la gente. Acá algunas recetas para darle una sabrosa utilidad.

Los más convencionales desmenuzan el pollo para luego juntarlo con las papas y el pellejito. Todo se mete a la sartén y sirven en sánguches. Incluso, hoy muchos restaurantes ofrecen como opción los panes con pollo a la brasa con su infaltable crema de ají.

Otros tantos lo utilizan como relleno para los tequeños. Igual se desmenuza el pollo, esta vez de una forma más pequeña, se enrollan en la masa wantán y se fríen. Si quieres sorprender con unos novedosos piqueos, esta es tu oportunidad.

Para el almuerzo existen dos interesantes alternativas. La primera de ellas en chaufa. Preparamos nuestro arroz, añadiendo los ingredientes de nuestra preferencia (hot dog, totilla de huevo, tocino, etc.) y las sobras deshilachadas de nuestro pollo a la brasa. No se arrepentirá.

Si quieres darle a nuestro tradicional ají de gallina un sabor diferente, utiliza en vez de gallina los restos de pollo a la brasa. La receta no cambia mucho, pero el sabor es una mezcla más que interesante.

Y tú, ¿cómo utilizas las sobras del pollo a la brasa?