OPINA: ¿Cuál es el plato de comida que mejor representa al Perú?

Para muchos, el sabor y la gastronomía están vinculados directamente al hecho de ser peruano

OPINA: ¿Cuál es el plato de comida que mejor representa al Perú?

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ (@martiacosta)
Redacción Online

El peruano come bien, de forma generosa y disfrutando a pleno de todos sus sabores. Se reúne con la familia, almuerza con los amigos, todo en torno a una mesa y un plato de comida. Los potajes cambian de acuerdo a la región o el lugar donde nos encontremos, pero el sabor criollo no. Esa es la marca registrada.

Por ingredientes, color y sabor, muchos platos postulan a convertirse en el emblema de nuestra gastronomía. El cebiche saca una pequeña ventaja a sus competidores. Sin embargo, otros potajes también conquistan paladares y aspiran a formar parte de la élite culinaria peruana.

A pocos días de un aniversario más de la Independecia del Perú, ¿cuál de estos platillos crees que representa mejor al Perú?

CEBICHE
Es el emblema de nuestra cocina. Sinónimo de peruanidad, esta mezcla bendita de pescado, cebolla, limón, ají limo y sal enloquece a peruanos y extranjeros. De pescado, mixto, de conchas negras o de pulpo, el cebiche no se cansa de darle alegría a nuestro paladar.

CARAPULCA
Es un plato que simboliza la fusión de sabores y cocinas. Por un lado el legado inca, la mano española y la sazón africana. La papa seca sancochada se combina con el chancho o el pollo y forman uno de los potajes más emblemáticos (y sabrosos) de nuestra gastronomía.

CAUSA
Hace unas semanas Chile presentaba a este plato como propio en un spot publicitario. Fuera de la polémica, la causa aprovechó esta situación para reforzar su peruanidad y ganar terreno dentro del ‘top ten’ de los platos peruanos. La masa de papa amarilla, aceite y ají amarillo se rellenaba originalmente de pollo, hoy la variedad es amplia: atún, langostinos, cangrejo, camarones, pulpo o simplemente verduras.

LOMO SALTADO
Jugoso por naturaleza, este plato representa la fusión peruano oriental en nuestra gastronomía. El lomo en la sartén se mezcla con la cebolla, el tomate, ají, orégano seco y un poco de vinagre. Esto se flambea otorgándole ese sabor ahumado que tanto nos encanta.

POLLO A LA BRASA
Hace pocos días estuvo de fiesta. El platillo más consumido del Perú es todo un clásico familiar y un protagonista de excepción en nuestras mesas. Viene en combo como para no dejar con hambre a sus devotos: papas fritas, ensalada, cremas y, por supuesto, ají.

PACHAMANCA
Los orígenes de la pachamanca se remontan al imperio Inca donde su preparación representaba un tributo a la madre tierra. Lo mejor de nuestros ingredientes andinos: papa, camote, choclo, habas, así como las humitas y la carne de res, pollo, cordero y cerdo se unen para dar vida a esta celebración culinaria.

ARROZ CON PATO
La comida norteña tiene un sitial bien ganado en nuestra gastronomía. Puede que de ahí salgan los mejores sabores de la carta peruana. Como uno de sus máximos exponentes está el arroz con pato: graneado, generoso y con una presa de buen tamaño.

JUANE
Es la estrella del Festival de San Juan y un ícono de la comida de la selva. Envuelto en la hoja de bijao y elaborado con arroz, carne de gallina, aceituna, huevo cocido y yuca, el ‘fuane’ no conoce de fronteras y en Estados Unidos es uno de los preferidos.

AJI DE GALLINA
Como dice el chef Gian Gallia, “este es un plato de casa y muchos aseguran que el más rico que han comido es el que prepara su mamá o su abuelita”. Sin embargo, muy poco saben que el ají de gallina tuvo en el manjar blanco a su más importante ancestro. Su dulce pasado contrasta hoy con su inigualable sabor criollo que sin duda lo coloca entre los más ricos del país.

ROCOTO RELLENO
Desde Arequipa llega este colorido y picante potaje. Relleno de colitas de camarones o lo que mejor le antoje, este gran ají de forma redondeada y ligero sabor dulzón es el emblema de la gastronomía characata.

Mención especial para otros manjares como el seco de frejoles con cabrito, el tacacho con cecina, el arroz con pollo, la papa a la huancaína, el cuy chactado, el tacu tacu y decenas de platos más. Todos merecen un lugar en el ránking, aunque bien ganado tienen un espacio en nuestro paladar.