Periodista brasileña aclara que no quiso minimizar el éxito de la comida peruana

Alexandra Forbes, editora de la revista GQ, asegura que su país necesita “muchos Gastón Acurio” para acercarse a nuestro ‘boom’ gastronómico

(elcomercio.pe)

Para acceder a todas las notas de Mistura 2011 ingresa aquí

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ (@martiacosta)
Redacción Online

Alexandra Forbes siente envidia del Perú, envidia de la sana. Quisiera que su país, un gigante –territorialmente- seis veces más grande que el nuestro y con 61% más de Amazonía tuviese el auge culinario y en consecuencia “social” que la cocina peruana vive.

Quisiera que Brasil tuviera más Alex Atala, una especie de Gastón Acurio con acento portugués pero con un menor impacto social y mediático. En fin, que su gastronomía no solo sea reconocida solo por la feijoada y la cachaza, y que despegue definitivamente. Argumentos para lograrlo no le faltan.

Alexandra es periodista, editora de gastronomía de la revista GQ Brasil y columnista del diario Folha de Sao Paulo y desde hace más de una semana vive, respira, come y comparte Mistura, la gran feria que vino a buscar y hasta ahora no la ha decepcionado. Ha recorrido el Parque de la Exposición varias veces pero aún se sigue sorprendiendo con la devoción que los peruanos sienten por su comida.

Hace unas semanas escribió sobre las diferencias que existen entre Brasil y Perú y por qué nosotros le hemos sacado una ventaja a su país. Describió al nuestro como un “paiseco” (paisucho), un término que fue malinterpretado por muchos en las redes sociales. Sin embargo, ella aclara que nunca hubo un ánimo peyorativo en su texto.

“La mayoría de la gente que no gustó del artículo, no lo leyó, algunos leyeron la crítica de la crítica y se fijaron en una palabra que puede ser vista de muchas maneras. Lo que dice el artículo es que el Perú es un pequeño gigante, sí que es un pequeño comparado con Brasil, sobre todo geográficamente, pero no era para nada peyorativo. Buscaba decir “si ellos pueden, ¿por qué nosotros no?, ¿por qué tardamos tanto?”, comenta.

GASTÓN Y ALEX
Alexandra dice que como Gastón Acurio “no hay dos en el mundo” y que él es uno de los grandes responsables del éxito de Mistura, pero lo más importante: el despegue de la gastronomía peruana que incluso ha trascendido lo culinario y busca abarcar lo social.

“Él es una celebridad con un poder extraordinario de agregar. La gente lo sigue y dentro de sus posibilidades trata de integrar los circuitos de producción, resaltando la biodiversidad. Nos gustaría tener varios como él en mi país”, comenta.

Sobre Alex Atala, dice que “este tiene también una gran influencia en Brasil pero no es Gastón. Para eso necesitamos algunos Alex Atala y abrir los ojos al país, integrar a todos. Brasil es más grande y hay más trabajo. En Brasil la comida no es democrática, solo algunos hablan de eso”.

EN DEFENSA DE LOS CHEFS
Hace unos días, el crítico gastronómico inglés Jay Rayne publicó una nota en “The Guardian”, en donde describió el esfuerzo de los chefs del G9 como un acto de “ridícula autoestima”.

Rayne dijo que “Carta abierta a los chefs del mundo” fue firmada por tres grandes cocineros (Adrià, Redzepi y Blumenthal) y otros como Atala, Barber y el propio Acurio eran “muy conocidos para los que alguna vez han trabajado para ellos”.

La brasileña dijo que eso demuestra una gran ignorancia del crítico. “Yo le recomendaría que dé una búsqueda en Google para que se entere de lo que estos hombres (Acurio, Atala, etc.), están haciendo por la comida y la sociedad”.

“Los chefs no son perfectos, a veces escriben cosas que no están bien, pero la buena voluntad que tienen para sacar una cosa adelante, no solo para ellos sino para la gente, eso no se puede criticar”, dijo.

SABOR PERUANO
La periodista se dejó cautivar por la gran variedad de frutas que nuestro territorio posee, con platos como el cebiche, el ají de gallina y se le hizo difícil elegir lo más sabroso que su paladar probó en esta visita limeña.

Sin embargo, la variedad de maíces, en especial el maíz morado la dejó impresionada. “El macerado con pisco fue sencillamente espectacular”, destacó.