Las pizzas nacieron gracias a tomates que los españoles llevaron del Perú

Sandra Plevisani viajó Europa para seguirle la pista a varios ingredientes peruanos y encontró más de un dato curioso

Las pizzas nacieron gracias a tomates que los españoles llevaron del Perú

Mistura 2011 significó un nuevo despegue en la vida de Sandra Plevisani. Con su postre, el tocino del cielo, fue una de las grandes estrellas de la feria y a partir de ahí todas han sido buenas noticias: ganó el prestigioso Gourmand World Cookbook Awards, en la categoría Mejor Libro Latinoamericano de Cocina y hoy está próxima a inaugurar un nuevo restaurante Paseo Colón.

En una entrevista a “Perú.21”, la maestra repostera dio detalles de la propuesta de su nuevo restaurante y además adelantó algunos datos que consiguió en un reciente viaje a Italia: el objetivo era buscar los orígenes de la pastelería peruana.

“A raíz de la investigación que hicimos para ‘El gran libro del postre peruano’, me di cuenta de que toda la pastelería del sur de Italia tenía su contraparte peruana: los mazapanes, los niditos, los ojos de buey, el huevo chimbo, los guargüeros, etcétera. Y todo se explica porque los españoles invadieron Nápoles durante tres siglos. Al mismo tiempo conquistaban América, y a ambos lugares llevaron todo su bagaje que, además, tenía influencia árabe, que también es influyente en nuestra repostería”, comentó la también conductora de TV.

Otro de los datos importantes que consiguió con la ayuda de historiadores peruanos e italianos es el origen de la pasta de tomate, ingrediente que los españoles llevaron desde el Perú a Nápoles, y que es “la punta de diamante de la cocina italiana. Por eso, cuando comas una pizza tienes que decir: ‘Esta rica pizza se la debo al Perú’”.

RESTAURANTES
Sandra celebra este año también el 25 aniversario de su restaurante La Trattoria, el cual regenta con su esposo Ugo. “Empezamos cuando en la esquina había bombas, cuando no había chocolate, leche, aceite; la harina teníamos que ir a buscarla a los molinos a las 3 a.m., en pleno toque de queda. Era moza, cajera, lavaplatos, hacía de todo. Mi familia no venía a comer acá porque les daba vergüenza verme atendiendo las mesas”, comenta.

Sobre Paseo Colón, que inaugurará en dos semanas, señala que “estará en la cuadra 6 de Pardo y Aliaga, en San Isidro. Allí serviremos comida peruana y latinoamericana: habrá arepas, ropa vieja, causas, solterito, empanadas salteñas, queso helado… cosas que no se encuentran en ningún lado”.