A propósito del ají de gallina, te presentamos tres recetas imperdibles

Ayer el escritor Iván Thays dijo que este era el plato peruano que menos le gustaba. Para los que piensan diferente, ofrecemos tips y consejos para hacerlo en casa

A propósito del ají de gallina, te presentamos tres recetas imperdibles

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ @martiacosta
Redacción Online

Como sabemos, en el mundo no hay cosas absolutas y menos cuando esto tiene que ver con platos de comida. Ayer el escritor Iván Thays dijo que el platillo peruano que menos le agrada es el ají de gallina. No por ello se le debe excomulgar y menos tratar de antipatriota: es simplemente un gusto, una cuestión de paladar, de costumbre y quizá también digestiva. En resumen, una opinión respetable.

Para muchos puede parecer increíble que un sabroso ají de gallina sea despreciado por alguna persona y más aún por un peruano. Sin embargo, esta situación es más común de lo que nosotros pensamos. Haciendo una breve encuesta entre algunos amigos, me di con la sorpresa de que el ají de gallina no figuraba entre los platos más deliciosos de nuestra culinaria: de 10 personas cuatro lo consideraban un manjar, tres rico (pasable, normal) y a los otros tres no les agradaba para nada.

Evidentemente mi sondeo carecía de una muestra representativa y valores técnicos, pero esto pone en evidencia lo dicho al principio: en gastronomía no hay nada absoluto. A mí me encanta el ají de gallina y por ello hoy recojo tres recetas, tres maneras, tres estilos de preparase un platazo digno de chuparse los dedos.

PASO A PASO
Gian Gallia, el su blog Cocina paso a paso, recomienda trozar dos panes francés y dejarlos remojar en el caldo de pollo por unos 10 minutos. Luego, colocar en una olla un chorrito de aceite y espera a que caliente. Agrega los dos dientes de ajos y ½ cebolla en cuadritos. Remueve unos 30 segundos. Incorpora las pastas de ají amarillo y mirasol

A continuación colocamos el pan remojado y la pechuga de gallina, que previamente ha sido sancochada y deshilachada. La preparación aquí

Utiliza ½ taza de leche y el queso parmesano rallado para darle la consistencia que desees. Agrega pimienta, las pecanas picadas finamente y un poquito de nuez moscada rallada. Finalmente recomienda: si lo quieres menos espeso, vierte un poco más del fondo claro (de ave). Si lo quieres más espeso, recurre al queso parmesano.

RECETA GANADORA
El ají de gallina es tan popular en nuestra culinaria que en Mistura existe un concurso buscando al mejor exponente. En la edición 2011, Rosa Paredes del restaurante Kamcha se lució ante el jurado, con una receta clásica y una presentación interesante.

“El platillo lleva una generosa porción de gallina, la cual ya está previamente cocida y condimentada. La base, que está preparada con pan, ají amarillo y fondo, se coloca en la sartén y luego se agrega la gallina, que se corta en trozos (no se deshilacha), el ají amarillo, fondo de caldo de gallina, sal, pimienta y leche. Todo se sigue mezclando hasta tenerla lista”, dijo a elcomercio.pe.

La papa, que ya fue cocida al vapor, es dorada en aceite. Se le hace unos huequitos para que el ají de gallina sea una especie de relleno. Al momento de servir, se agrega el perejil, queso parmesano y los deshidratados (aceituna, pecanas, ají amarillo). Finalmente se decora con un huevo de codorniz. Mira la preparación aquí.

EN MINUTOS
La revista Somos publicó en julio pasado y con motivo del aniversario patrio, un combo peruano en donde el ají de gallina se destaca por sí solo. “Retira las pepas y las venas de los ajíes, déjalos cocer (cambia la primera agua de cocción). En una olla coloca un pedazo pequeño de apio, pechugas de pollo sin piel, cebolla y un diente de ajo. Cocer hasta que la carne esté suave.

“Retira el pollo y licúa el caldo con pan, ají y los demás sólidos. Déjalos cocer un par de minutos. Sazona y agrega el pollo deshilachado. Sigue cociendo hasta que espese un poco. Agrega nueces o pecanas (si te gusta, queso parmesano) y, finalmente, la leche descremada”.