Recetas para preparar postres con la saludable semilla de la chía

La nutricionista Milagros Agurto nos enseña cómo podemos incluir este milenario alimento en nuestra alimentación

Recetas para preparar postres con la saludable semilla de la chía

De origen mexicano, la chía es una planta cuya pequeña semilla tiene un alto valor nutricional. “Los antioxidantes de la chía son la quercetina, el kaermperol, el ácido clorogénico y el ácido caféico, lo que le confiere una potente capacidad protectora”, señala Milagros Agurto en la edición de “Somos” de hoy.

Si queremos gozar de sus beneficios, podemos incluirlas en algunas preparaciones, como las que detallamos a continuación. Un detalle antes de tener en cuenta: antes de consumirlas, las semillas de chía deben de ser molidas.

BIZCOCHUELO DE CAFÉ
Bate 6 claras con pizca de crémor tártaro y una cucharada de café instantáneo diluido en una cucharada de agua tibia o 1 ½ cucharadas de esencia pura de café.

Cuando empiece a hacer espuma, incorpora ½ taza más una cucharada de azúcar en forma de lluvia hasta formar el merengue. Cierne 120 gramos de azúcar impalpable (una bolsa trae 200 gramos) con ¾ de taza de harina y 40 gramos de semillas de chía molidas.

Une ambas preparaciones de manera envolvente. Coloca la mezcla en un molde de 20 centímetros, previamente rociado con spray vegetal. Lleva al horno previamente calentado a 180º hasta que el bizcochuelo esté dorado.

GALLETAS CROCANTES
Tamiza 200 gramos (1 ½ tazas) de harina integral con ½ taza de maicena, 4 cucharadas de semillas de chías molidas y 1 chucharadita de sal. Sobre una mesa, haz una corona con los ingredientes secos mezclados y en el hoyo echa ½ taza de leche descremada (90 cc), tres cucharadas de aceite de oliva, dos cucharaditas de azúcar y dos cucharadas de margarina a temperatura ambiente.

Mezcla todos los ingredientes hasta formar una masa homogénea. Envuelve en papel film y lleva a la refrigeradora por una hora. Después de este tiempo, sobre la mesa enharinada coloca la masa y estírala hasta un grosor de 2 mm. Corta las galletas (5 × 5 cm aproximadamente) y colócalas en una plancha, pínchalas con el tenedor y llévalos a un horno precalentado previamente a 200º por unos 8 a 10 minutos.