Refrescante y poderoso: anímate a probar un Long Island Iced Tea

No es un té helado, sino un coctel que puedes encontrar en las barras limeñas, en su versión original y en creativas reinterpretaciones

MARISSA CHIAPPE LANATTA

No se deje engañar por su nombre. Esta bebida no es un tecito veraniego con sabor a limón. Más bien es uno de los cocteles más famosos del mundo entero. A mediados de la década del 20, Robert (Rosebud) Butts, un bartender del Oak Beach Inn, popular night-club de la playa de Long Island en Nueva York, sirvió por primera vez este trago y lo bautizó con tan inocente nombre.

El Oak Beach Inn fue concebido en un primer momento como un restaurante hasta que en 1969 fue comprado y convertido en un popular y controversial bar de la época. Rosebud no imaginó que su creación para refrescar las noches de los jóvenes veraneantes de los alrededores sería tan popular que atravesaría no solo los límites geográficos de Estados Unidos, sino también la barrera del tiempo, para convertirse en un clásico mundial.

La versión más cercana a la original se prepara utilizando 1 medida de cada licor: vodka, gin, tequila, ron y triple sec con 1 1/2 de sour mix y un chorro de Coca-Cola. Pero existen muchas variantes y versiones de esta refrescante mezcla, la cual puede ser encontrada prácticamente en todos los bares del mundo.

En Lima, son famosos los Long Island Tea del TGI Friday’s, al estilo gringo. En este lugar lo sirven en enormes y helados vasos, convirtiéndose en uno de los tragos más pedidos de su happy hour.

Para los que prefieren un lugar más glamoroso está el Lima 27, un restaurante en San Isidro con una barra que se activa luego de las 10 p.m., la cual se ha convertido en el punto de encuentro para comenzar las noches de invierno.

La barra de su terraza está al mando de Heber Lagos, un hábil bartender que, además de otras delicias, prepara una interesante versión del trago más popular de Long Island. “Este trago es un sour y lo que yo hago es remplazar el sour mix, por uno natural, al estilo pisco sour preparado con limón, azúcar y claras. Esta preparación previa le da más cuerpo al coctel y un sabor más natural”, comenta el bartender de Lima 27.

LAS POSIBILIDADES NO SE AGOTAN
Si busca un lugar más peruano, de estilo criollo-gourmet, puede ir a la barra de El 550, el cual inaugura hoy un animado lounge con diferentes DJ cada noche. En sus cocteleras se preparan tragos hechos con pisco y frutas peruanas, pero también este famoso coctel norteamericano. “Lo preparo con una limonada con té y utilizo whisky Jack Daniel’s”, afirma Gino Guerrero, barman de El 550.

Si aún no ha ido a los bares del hotel Westin, puede aprovechar para visitarlos y probar este trago. Disfrútelo en su lobby bar con cómodas salas o en su bar de estilo inglés, el In Situ Bar, decorado con paredes de madera y mullidos sillones, pero con una moderna iluminación y música moderna. Estos bares se han convertido rápidamente en los más concurridos de la capital. Además, dentro de este hotel está el restaurante Maras, el cual cuenta con su propia barra.

Si quiere, también puede prepararlo en casa, usando las medidas tradicionales o alguna de sus variantes, como el Jersey Tea, en el que la cola se sustituye por Jaggermeister, o el también famoso California Iced Tea, en el que se cambia por jugo de naranja. Escoja su bar y versión favorita y disfrútelo.

¿A DÓNDE IR?
FRIDAY’S: Av. La Marina 2355, San Miguel.
BARES DEL HOTEL WESTIN: Av. Javier Prado con calle Las Begonias, San Isidro.
EL 550 KRIOLLO GOURMET: Av. 2 de Mayo 385, Miraflores.
LIMA 27: Manuel Bañón 255, San Isidro.