Sabor chino en Mistura 2011: el dim sum de El Salón de la Felicidad

Por segundo año consecutivo, el chifa participará en la feria gastronómica, del 9 al 18 de setiembre

(elcomercio.pe)

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ (@martiacosta)
Redacción web

Sey Chung Siu Wu no habla muy bien nuestro idioma, pero eso importa muy poco al momento de cocinar. En los fogones, el lenguaje de la sazón es el que cuenta y gracias a él muchos ya saben que de su restaurante se sale verdaderamente feliz.

Este cocinero lleva cinco años al frente del chifa El Salón de la Felicidad y este será su segundo año en Mistura. “En el 2010 no sabíamos muy bien cómo era el tema del festival. Llevamos tres platos que se vendieron con buen ritmo”.

Chung Siu dice que en promedio vendieron cerca de 500 porciones de bocaditos diarios y esto, en principio, los sorprendió. “Poco a poco nos fuimos acoplando y entendiendo cómo era el tema. Las otros platos también tuvieron buena acogida”.

Ahora, con la experiencia adquirida, comenta que la “fórmula del éxito se repetirá”. Esta vez los organizadores han pedido que los restaurantes lleven solo dos platos y Chung Siu ha elegido a sus dos mejores representantes: el arroz chaufa con carne asada y los bocaditos que, a decir de sus fieles comensales, son de los mejores del Barrio Chino.

Sheyla Meza, administradora del restaurante, será una de las encargadas del puesto que El Salón de la Felicidad tendrá en Mistura 2011. “Tras la participación del año pasado, las ventas se incrementaron, el restaurante se dio a conocer más y ganamos más clientes. Esto se vio reflejado en el volumen de ventas”.

El año pasado llevaron 18 trabajadores que se repartieron en dos turnos. Ahora, serán 16 los empleados encargados de atender al público. “Descubrimos que la gente compraba los bocaditos y automáticamente se los llevaba comiendo. Ahora estamos preparados para una atención más rápida y eficiente”, dice Chung Siu.

No hay muchos secretos para el sabor de sus platos: ingredientes frescos, buenos aderezos y sazón oriental, la que fue heredada de la familia. Los bocaditos son un tema aparte, requieren un trabajo mayor que se realiza muy temprano (en la madrugada) en la cocina del chifa.

Sentado en una de las mesas de su restaurante, Chung Siu ya tiene planeado hasta los más mínimos detalles. Sabe que su castellano no es muy bueno pero sus platos son su mejor traductor.

¿A DÓNDE IR?
Jr. Paruro 795-799 Lima (Frente a la Calle Capón).