El sabor peruano-oriental se luce en Hollywood

El restaurante Osaka abrió en Los Ángeles con una propuesta que ha sido calificada como novedosa en la zona

Osaka ha entendido perfectamente la palabra expansión. Del balneario de Asia llegó a la capital y luego de eso la explosión internacional: primero fue Buenos Aires, luego Santiago de Chile, el año pasado México D.F. y hoy vive sus primeros días en Hollywood, en medio de la meca del cine comercial.

Llegar a Los Ángeles no fue fácil pese a que ya había un acuerdo con los inversionistas. “Demoró casi tres años porque se esperó a que la economía de Estados Unidos se reactive y el Hotel W, el cual queda en la esquina, se inaugure”, comentó Diego De la Puente, uno de los propietarios, en diálogo con El Comercio.

La esencia de la carta es la misma, aunque confiesa que ha tenido que “replantearla, reorganizarla y reducirla para poder llevar la oferta de una manera más simple tanto para el cliente, como para el entrenamiento”. Incluso, han sabido encontrar casi todos los insumos peruanos que necesitan para sus platos.

Los platillos fuertes del local siguen siendo el cebiche, tiradito y sushi. También los piqueos y tapas etilo oriental, además de los arroces o verduras al wok. En sus primeros días apertura ha recibido buenas opiniones y reseñas por parte de los clientes y los críticos, la mayoría coincide es que el concepto es totalmente novedoso en la zona.

El restaurante está dividido en tres áreas: un lounge de entrada y una barra central donde salen la mayoría de cocteles. Luego viene un comedor principal formado por una barra partida en dos, la primera sección es el cebiche bar y en la segunda sección el sushi bar. La tercera zona es el Jardín del pisco, una especie de terraza con una barra de nuestro destilado bandera.

Osaka tiene planeado abrir dos nuevos locales en el extranjero antes de fin de año: uno en la zona de Polanco en México D.F y otro en Puerto Madero (Argentina). Para el 2012 tienen previsto abrir uno en Sao Paulo.