Los sabores de los Andes se unen en la primera Feria Alimentaria de Cajamarca

Del 27 al 29 se llevará a cabo en la Plaza Pecuaria Izconga este festival que incluirá una cena elaborada con los productos de la región

Los sabores de los Andes se unen en la primera Feria Alimentaria de Cajamarca

Por Marissa Chiappe Lanatta

La zona andina posee condiciones óptimas para la producción agraria de diferentes frutas, hortalizas y tubérculos, muchos de los cuales ni siquiera conocemos.

Lo que encontraremos en la primera Feria Alimentaria Andina Cajamarca 2010 son sabores intensos o delicados que combinados con las técnicas de la alta cocina enriquecerán la ya amplia oferta culinaria peruana. Además de los productos habrá una exhibición de platos típicos, degustaciones y clases maestras de cocina, con productos e insumos de esta región. De esta manera el Ministerio de Agricultura pretende congregar a compradores diversos, como supermercados, hoteles, restaurante y chefs, para dar a conocer la riqueza de productos de las regiones altoandinas en una feria de tres días a la que asistirán los chefs ejecutivos del hotel Sonesta, El Olivar, el Swissôtel y los chefs de los restaurantes El Señorío de Sulco, El Grifo, La Huaca, entre otros, que irán a la búsqueda de nuevos ingredientes.

LA PRIMERA CENA
Para presentar la feria y dar algunas ideas de las ilimitadas posibilidades que nos ofrece el uso de los productos de la región, los chefs Javier Ampuero, Yaquir Sato e Israel Laura prepararán los platos para la cena de la rueda de negocios. Tres estilos diferentes se han unido para lograr tres propuestas y un aperitivo de lujo.

“Entre los tres hemos diseñado el menú y escogido insumos con los que queremos ir más allá”, comentó Yaquir Sato.

Como aperitivo, un coctel de cañihua con cañazo, que recuerda a la algarrobina, pero con un sabor más intenso y achocolatado.

Para empezar, un suave pastel de choclo con ragú de hongos de Porcón y cecina cajamarquina. De fondo, el cuy confitado en salsa nikkéi y gratén de mashuas y ocas asadas nos demuestra que esta carne y los sabores orientales maridan a la perfección. Para terminar, servirán un dulce de trigo, que nos recuerda al tradicional arroz con leche, con salsa de chocolate y crocantes láminas de membrillo y helado de lúcuma.

“Para mí ha sido un gran descubrimiento trabajar con la mashua y la oca. Sus sabores y sus texturas me han gustado mucho”, afirmó Yaquir Sato, quien se encuentra a la expectativa de seguir conociendo las riquezas de nuestra sierra para poder incorporar nuevos ingredientes en su carta.