Los sabores peruanos y orientales de Osaka estrenan nueva carta y local

La segunda sede de Osaka en Lima rompe esquemas y se ubica dentro del nuevo centro comercial el Polo II. En amplio local estrenan nueva carta

Por Catherine Contreras

En tan solo un año de operaciones, el restaurante Osaka se mudó del balneario de Asia a Lima. Pasábamos del 2001 al 2002. La avenida Conquistadores empezaba a poblarse de restaurantes, y esta propuesta de cocina peruano-oriental destacó tanto que muchos comensales no entendían por qué no abrían rápidamente su segunda sede.

Osaka empezó a crecer, sí, pero fuera de nuestras fronteras. Llegó a Buenos Aires en el 2005, a Santiago de Chile en el 2009, y ayer acaba de abrir sus puertas en México D.F., inauguración que se dio casi en paralelo a la esperada segunda sede limeña de esta propuesta que hoy es presentada como Osaka Cebiche Peruano Oriental & Sushi Bar.

Para esta renovada experiencia, Diego de la Puente y Diego Herrera pensaron en un local con mayor capacidad (100 personas), mucho más cómodo y decorado según ciertas ideas aplicadas en las otras sedes.

Así, en Osaka de El Polo II están las barras enfrentadas de Buenos Aires, los acabados de madera de Santiago de Chile, el diseño de cielo raso de México, pero también un nuevo detalle de paredes inspiradas en los adobes incas. Además, cuentan con dos privados (tatamis) y una pequeña terraza al interior del centro comercial.

En este escenario, Eddie Castro (a la cabeza de la cocina) y su equipo ofrecen al comensal un espectáculo en la cocina abierta, donde preparan los sabores de una nueva carta, presentada en ambos locales por igual.

CARTA DE ESTRENO
Amplia y variada, la lista de opciones de Osaka empieza por las tapas de inspiración peruana y oriental. Siguiendo con el concepto del restaurante (un lugar informal, para sentarse a compartir), se ofrecen piqueos como los jugosos rollitos de pescado y berenjena acompañados de leche de coco y maní crocante; o las endiabladas conchas glaseadas a la parrilla en salsa de ajo picante china.

Siguen opciones a la parrilla, entre las que Diego de la Puente destaca el sakana ishiyaki, unos cortes de sashimi que se cuecen sobre piedra caliente como si se tratase de una pachamanquita, acompañados de papas doradas y togarashi (chile).

Las sopas y arroces o verduras al wok destacan en la lista junto a los especiales que son para todo gusto: el shiromi wasabi pepper que combina el sabor de la pimienta verde con el wasabi; el miso truffle beef para los carnívoros, o el hot rock cebiche que es mixto y a la piedra, con caldo de miso y limón.

El cebiche bar y el sushi bar celebra los clásicos de Osaka y presenta las nuevas creaciones también. Cebiches como el de pescado y mariscos con leche de tigre a la crema de wasabi, hilos de camote y canchita chulpi; tiraditos como el picante con gotas de limón y cuatro variedades de picantes (ají amarillo y limo, togarashi y tabasco); y causas como la peruanísima de chicharrón de chancho con plátano de la isla y chalaquita.

Del sushi bar sale una extensa lista de opciones: sashimis, nigiris sushi y gunkan sushi, además de los futomakis y makis, como el de la casa, que va coronado con chupe de cangrejo gratinado.

¿A DÓNDE IR?
Centro comercial El Polo II (Av. El Polo 670, Monterrico). Atención de lunes a sábado de 12:30 a 4 p.m. y de 7:30 p.m. al cierre. Teléfono: 436-1048


Tags relacionados

Restaurantes

Comida nikkéi

Osaka