Sanas y sabrosas: recetas para comer avestruz y pavita

Esta semana, la nutricionista Milagros Agurto nos sugiere dos maneras de disfrutar de estas carnes

Sanas y sabrosas: recetas para comer avestruz y pavita

La carne de avestruz y la pavita tienen dos positivos aspectos en común: son bajas en grasa y de muy fácil digestión. “Pueden incorporarse a la dieta del niño desde que empieza a comer y, como son tan suaves, son ideales para el adulto mayor”, señala la nutricionista Milagros Agurto.

Además, la especialista dice que, por sus características, estos alimentos pueden incluirse en tratamientos para bajar de peso, colesterol elevado, presión alta y diabetes.

EN EL PLATO
Esta semana, en la revista “Somos”, Agurto comparte con nosotros dos recetas para preparar en casa: brochetas de pavita crocante y carpaccio de avestruz.

Para las primeras, primero hay que cortar la pechuga de pavita en tiras de medio centímetro de espesor. Luego, hay que ponerlas en un recipiente hondo y cubrirlas con soya y vino en igual proporción. Déjalas macerar por lo menos durante media hora.

No dejes de leer la columna de Milagros Agurto en “Somos” sobre los beneficios de carnes poco consumidas, como pavita, alpaca y avestruz.