Sanka, una nueva alternativa en el Centro de Lima

Este nuevo restaurante ofrece una carta con platos de autor y fusión peruana

Desde hace 4 meses Teresa Poggi y su hija Teresa Ponce se instalaron en un acogedor local en el pasaje Acuña, una calle que logra escapar del bullicio del centro. Desde entonces, reciben a turistas y ejecutivos de la zona ofreciéndoles algo difícil de encontrar por esos lares: una carta con platos de autor y fusión peruana con ingredientes de primera.

“Comencé en este negocio empíricamente, al abrir un restaurante en Punta Negra. Luego me presenté a un concurso organizado por un restaurante sanisidrino de cuatro tenedores y gané. Así me contrataron como chef,” nos cuenta Teresa Poggi.

La chef luego se dedicó al catering y a atender cenas en su propia casa, hasta que su hija la animó a abrir su propio restaurante. “Pensamos en el centro porque está repuntando. Así decidimos abrir aquí Sanka, que en quechua significa ‘paladar’”, comenta Teresa Ponce.

En su carta priman los pescados y los mariscos, pero sin dejar de lado otras carnes. Para empezar, su pastel de choclo relleno de carne sorprende con una suave textura y costra de caramelo. También ofrece tiraditos, causas y carpaccio. Entre los platos de fondo destaca el arrisotado al ají amarillo con conchitas a la parmesana.

Otro plato muy pedido es la corvina Sanka, flambeada al whisky con finas hierbas y langostinos, acompañada por puré gratinado y arroz con choclo. Las carnes, como el pepper steak, son servidas en el término deseado y como las otras preparaciones, vienen en generosas porciones.

Además de la carta, encontrará una pizarra que cambia a diario con nuevos platos. No cuenta con una gran variedad de postres. Ofrece por el momento, creps rellenos y helados, aunque luego de uno de sus contundentes y sabrosos platos, no será necesario pedirlo.

¿A DÓNDE IR?
Pasaje Acuña 115, Lima. Teléfono: 427-0196.