Ten cuidado: si vas a comer pescados y mariscos pon atención a estos detalles

La Municipalidad de Lima está realizando operativos de control en los mercados y restaurantes del Cercado de Lima

Ten cuidado: si vas a comer pescados y mariscos pon atención a estos detalles

En Semana Santa el consumo de pescados y demás productos del mar aumenta considerablemente. Entonces, con más razón aún tenemos que estar atentos a las condiciones higiénicas de los puestos donde compramos los insumos y las de los restaurantes adonde vamos a comer.

Según informa Andina, un pescado en buen estado tiene las agallas frescas, mantiene el olor a mar y un color rojo vino. “Las escamas y las espinas deben mantenerse firmes y no desprenderse fácilmente. El color de los ojos debe ser transparente, vidrioso y de apariencia brillante”, señala.

Si deseas, también puedes hacer una prueba al tacto: Presiona tu dedo contra la carne del pescado. Esta debería regresar a su estado normal inmediatamente. Si no es así, es porque el proceso de descomposición ya se inició.

Los langostinos son otro insumo marino popular. Estos deben ser grises y estar conservados en abundante hielo. Al igual que el pescado, deben oler a mar. Si en lugar del color gris, el langostino muestra un tono rojizo, es porque no está fresco. Otro dato: no lo consumas si al momento de cocinarlo despide un fuerte olor similar al amoniaco.

Si lo que vas a comprar son cangrejos o choros, estos tienen que estar vivos. Prueba golpeando las conchas, estas deberían abrirse. “Un molusco apto para el consumo debe tener el caparazón íntegro, un contenido firme y brillante, y ambas valvas cerradas”, explica Andina.

OJO A LOS PUESTOS Y RESTAURANTES
Según la Subgerencia de Sanidad de la municipalidad, los aspectos que hay que evaluar son la infraestructura del local, el uso de los enseres y el menaje, así como el procedimiento previo al almacenamiento de los productos y la conservación de los alimentos.

Por ejemplo, los puestos de mercados que venden productos marinos deben contar con agua potable y desagüe. Los insumos deben ser despachados en bolsas plásticas de primer uso. Se debería evitar el uso de papel periódico, los que absorben mucha humedad.

Los mostradores donde se colocan los pescados y mariscos tienen que ser acero inoxidable o de madera dura. Mientras que las tablas de picar deben de ser de acrílico o de madera; estas no deben tener grietas ni rajaduras que puedan albergar hongos o microbios.

Los cuchillos y el descamador deben ser de acero inoxidable, los mangos no deben tener envolturas de plástico, hilos o tela.

Otro aspecto importante es la indumentaria de los trabajadores: deben usar una malla para recogerse el cabello, así como una chaqueta o mandil y botas de jebe para proteger los pies de la humedad y de posibles hongos.

INSPECCIÓN
María Isabel Gonzales Mimbella, gerenta de Desarrollo Social de la Municipalidad Metropolitana de Lima, indicó que los operativos de control sanitario se han incrementado durante estas fechas, logrando intervenir más de 200 restaurantes y más de 35 mercados.

Según dijo a Andina, del total de locales intervenidos, más del 70% presenta condiciones de salubridad adecuadas, mientras que el 30% restante se encuentra en condiciones entre “regular” y “malo”.

“Estamos realizando operativos preventivos de control sanitario en el Cercado de Lima y hemos decomisado pescados y mariscos en mal estado, cuchillos y bandejas oxidadas, que atentaban contra la salud de los consumidores”, dijo.


Tags relacionados

Pescados

Mariscos

Salud

Restaurantes