Teresa Izquierdo ya descansa en Jardines de la Paz

Antes de que llevaran los restos de la reconocida cocinera al camposanto, se le rindió un sentido homenaje en la puerta de su restaurante en Lince

“Ve con Dios, no te preocupes por mí, yo voy a estar bien. Voy a seguir los pasos que me has enseñado y haré que nunca te olviden, que te tengan presente como la mujer grande que has sido. Grande de tamaño, grande de corazón, grande con tus amigos y todos lo que te conocieron”. Con estas palabras Elena Santos se despidió de su madre, la reconocida y querida cocinera Teresa Izquierdo.

Sus restos yacen en el cementerio Jardines de La Paz, donde su familia, amigos y compañeros chefs, entre ellos Gastón Acurio y su esposa Astrid Gutsche, le dieron el último adiós.

Hoy, pasadas las 2:00 p.m., el cortejo fúnebre partió del Museo de la Nación, donde Teresita era velada desde anoche, y se dirigió a su restaurante ubicado en Lince.

Ahí la esperaron los cocineros, meseros y personal administrativo de El Rincón que No Conoces y visiblemente apenados, participaron de un responso.

Teresa Izquierdo, uno de los pilares de la gastronomía peruana, falleció el miércoles, a los 77 años, víctima de complicaciones derivadas de una obstrucción intestinal.