VIDEO: descubre los secretos del mejor cebiche de Mistura 2011

La Posada del Pez utilizó una lisa huarmeyana en su elaboración. Además, tiene dentro de su carta un contundente cebiche con maca

(elcomercio.pe)

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ (@martiacosta)
Redacción Online

Hace 16 años La Posada del Pez estaba ubicada en La Victoria, en ese entonces no existían los locales del cono norte, solo una carretilla con unas bancas en donde Olinda Izquierdo, junto a su esposo e hijos, aún pequeños, servían un cebiche contundente.

Luis Lindo, el hijo menor, aprendió todo lo que en este oficio se necesita, pero por sobre todas las cosas llevaba en su ADN esa sazón, con influencia norteña, que en la última edición de Mistura le sirvió para consagrarse con el mejor cebiche sostenible.

El suyo fue hecho con lisa huarmeyana, una especie tan abundante como humilde. Un pariente pobre de nuestro mar, sumamente dócil al momento del cebiche. Los demás ingredientes no necesitan presentación: limón, cebolla, culantro y ají limo.

Esta no era la primera vez que La Posada del Pez recibía un reconocimiento a sus creaciones. Hace unos años otro de los hermanos, Yojhan, ganó un premio gracias a un cebiche especial en Los Olivos. Sin embargo, el plato más llamativo es un cebiche con maca, que cumple funciones revitalizadoras y con consecuencias gratas a quien lo consume.

Aunque tenga todas las características de un plato afrodisiaco, este cebiche no nació con este fin. Luis comenta que en su casa se acostumbraba tomar ponche de maca en el desayuno y un día su padre, un fanático del cebiche de yuyo, combinó este menú en el desayuno de su adolescente hijo. “Estuve hiperactivo todo el día y súper fresco, no paraba de hablar y jugar”.

Volviendo al concurso, Luis comenta que su idea siempre fue revalorar las especies un tanto olvidadas y poco tradicionales. “Nosotros trabajamos hace un mucho tiempo con lisa, por eso sabíamos que era un buen pescado y que se adaptaba genial al cebiche”, dice.

SAZÓN NORTEÑA
Si bien la Posada es un restaurante que se caracteriza por la comida marina, tiene muchos platos norteños como el seco de frejoles con cabrito y arroz con pato, que nada tienen que envidiarle a los grandes restaurantes regionales.

La preparación del cebiche es clásica: la cebolla se corta en plumas y luego se remoja. El pescado se corta en trozos generosos, se añaden el ají limo, limón y culantro. La decoración va con zarandaja, choclo, camote, yuca y chifles. El precio es de 25 soles.

Olinda, que durante la preparación ha hecho las veces de ayudante, sabe que ha sido una buena maestra y que sus tres hijos han aprendido a la perfección sus recetas y nunca olvidan el ingrediente secreto que ella les enseño desde pequeños: “mucho amor”.

¿A DÓNDE IR?
AV. Las Palmeras entre las cuadras 48 y 49- Los Olivos.
Av. Naranjal 683 (a una cuadra del Parque Zonal Lloque Yupanqui).
Av. El Retablo 192 (Boulevard de Comas).