Desde las películas: Un homenaje al huevo

Los huevos de pascua son uno de los protagonistas gastronómicos en estos días. Aunque hoy los disfrutamos de chocolate, en un inicio se trató simplemente de huevos de gallina pintados

¡Cuánto huevo! Paul Newman es lo suficientemente valiente para llenar su estómago con 50 huevos para impresionar a sus compañeros en la cárcel.

Muchos regalarán huevos de pascua este domingo, los comprarán, los comerán, los compartirán. Y es que el huevo en sí, sin pinturas ni envolturas, es uno de los alimentos más comunes y salvadores, cuando no hay creatividad para otra cosa o el bolsillo no está muy profundo. Gastón Acurio confesó en el medio argentino Glam Out que come tres veces a la semana huevo frito con arroz, mientras James Berckemeyer afirmó a elcomercio.pe que no hay nada mejor que este plato.

Hollywood no podía ser indiferente a tan noble producto y por ello lo ha incluido en muchas escenas memorables de la historia del cine. Aquí un pequeño homenaje a este alimento de forma perfecta a través de cinco momentos de películas que el diario inglés The Guardian seleccionó.

EL GUAPO Y LOS 50 HUEVOS
Paul Newman, en Cool Hand Luke (1967), es un prisionero que no puede resignarse a la prisión rural en la que se encuentra y pasa por varios intentos de escape. En una escena memorable, come 50 huevos frente a sus asombrados compañeros de encierro para demostrarles quién es el que manda. Un muy joven Dennis Hopper lo observa atónito.

LOS FANTASMAS COCINEROS
En Ghostbusters (1984), el personaje de Sigourney Weaver, luego de hacer compras, llega a casa a guardar los productos en la despensa. De repente, los huevos, dentro de su caja, comienzan a cocinarse debido a la actividad paranormal épica que ocurre dentro de su refrigeradora. Notar, por favor, los efectos especiales que dejaron boquiabierto a mucha gente hace 26 años.

EL PELAHUEVOS PERTURBADOR
Pelar huevos duros, con técnica, puede ser algo muy fácil. Pero qué tanto lo es si se tiene las uñas que Robert De Niro ostenta en esta película y que corresponden más a una bruja. La línea con la que se promocionó Angel Heart (1987) fue “te asustará en tu misma alma”, pero tan solo esas uñas espantarían a cualquiera.

UNA CLÁSICA GUERRA DE HUEVOS
En Hollywood Party (1937) un poco más de 30 artistas del Hollywood de le “Era dorada” hicieron un cameo junto al Gordo y el Flaco. En una escena, estos dos entrañables personajes enternados se cruzan con una muy guapa mujer con un ataque de engreimiento absoluto. Una cosa lleva a la otra y terminan los tres enfrascados en una elegante pelea de huevos frescos.

HUEVOS COMO CONEJOS
En Carta a una señorita en Paris, Julio Cortázar narra, en primera persona, la extraña capacidad de un sujeto de vomitar conejitos. Así como en esa historia, en la película Airplane! (1980), una señora comienza a vomitar huevos enteros. Leslie Nielsen, con el pelo de un tono gris más oscuro, es el doctor que la ayuda en esta emergencia.


Tags relacionados

Huevos