Helado de leche de camello, una excentricidad que beneficia a la salud

Es popular en el norte de África y ya se produce en Holanda. Puede ser tomada por gente con intolerancia a la lactosa

Helado de leche de camello, una excentricidad que beneficia a la salud

“Alguien me dijo que estaba loco por abrir una granja de camellos”, recuerda Frank Smits, un criador de camellos que empieza a confirmar que su idea de iniciar un negocio con estos animales fue una gran decisión.

Smits es dueño del primer criadero de camellos con fines comerciales de Europa, ubicado en Holanda. Según informa la BBC, que conversó con él, los principales clientes, por supuesto, son los árabes.

Lo llamativo y beneficioso del helado de leche de camello va más allá de su sabor: tiene tres veces más vitamina C y la mitad de grasas que la versión tradicional, explica el mencionado medio.

PARA INTOLERANTES A LA LACTOSA
Cabe mencionar que ya el año pasado los expertos llamaban la atención por sus bondades. “Puede ser tomada por personas con intolerancia a la lactosa sin ningún problema. A diferencia de la leche de vaca, esta no causa alergias y y tiene altos niveles de insulina”, dijo Ulrich Wernery, del Centro de Investigación Veterinaria de Dubái, al “Daily Mail”.

Según el medio inglés, si bien su sabor y apariencia es similar a la leche de vaca, su composición está más cercana a la de la leche materna.