Nadie quiso comprar whisky escocés valorado en más de US$167.000

La botella que data de 1957 fue subastada en Edimburgo. Los encargados de su venta creyeron que recibirían una oferta que podría alcanzar los US$190.000

Nadie quiso comprar whisky escocés valorado en más de US$167.000

La botella de whisky de malta escocés Bowmore de 1957 por la que la casa de subastas Bonhams anticipaba un precio estimado de al menos 100.000 libras (160.000 dólares, o 130.000 euros), se quedó hoy sin comprador, confirmó un portavoz de la puja desarrollada en Edimburgo (Escocia).

Bonhams, que no reveló ningún detalle de cómo se desarrolló la venta fallida de esa rara botella, indicó que se trata del whisky procedente de la isla de Islay (Escocia) más viejo que se pone a la venta y del de más edad a disposición de los compradores.

Por la botella, la casa de subastas había estimado que se alcanzaría un precio que oscilaría entre las 100.000 y las 120.000 libras (entre los 160.000 y 190.000 dólares).

Destilado en 1957 y embotellado en 2011, el whisky llevaba almacenado más de medio siglo en la bodega de maduración No1 Vaults, la más antigua de Escocia.

De este whisky “excepcionalmente raro” tan solo existen doce botellas en todo el mundo.

En un comunicado, Bonhams detalla que el Bowmore de 1957 combina una “sinfonía de sabores nunca antes experimentados”, además de representar “un elixir de arándanos e higos salvajes con almendras suaves, y frutas tropicales”.


Tags relacionados

subasta

whisky