Protesta: come comida de perro para denunciar malos hábitos alimenticios

El nutricionista Mike Konowalski quiere hacer que el mundo se dé cuenta que no siempre escogemos la dieta que nos hace bien

Ha prometido que seguirá esta dieta durante todo un mes. Mike Konowalski, un consejero en nutrición de Estados Unidos, ha comenzado a alimentarse con comida de perro. Esa es su manera de denunciar la mala alimentación de los estadounidenses.

“Creo que la comida de perros que estoy comiendo ahora es más saludable que lo que hecho el pasado año”, explicó Konowalski, de 32 y padre de dos hijos, en una entrevista con un canal de televisión de EE.UU.

Konowalski no es nuevo en estos experimentos: el año pasado se sometió a una dieta consistente únicamente en comer todo tipo de comida rápida sin preocuparse en modo alguno por sus ingredientes.

COMO UN PERRO
En un blog, Konowalski está narrando su día a día bajo la dieta canina, la que consiste exclusivamente en galletas y comida enlatada para perros. El título de una de las entradas, en la que aparece en una fotografía con su perro de raza boxer, es “Mi perro come mejor que yo”.

Los médicos han advertido a Konowalski que su dieta podría ocasionarle problemas intestinales pero descartan que puedan surgir trastornos graves a largo plazo.

“Los que se ríen de mí deberían mirarse a sí mismos, y ver qué es lo que comen diariamente”, afirmó tras señalar que ha perdido alrededor de un 5 por ciento de su grasa corporal desde que comenzó la dieta a inicios de este año.

Konowalski reconoció que al principio le costó ingerir la comida para perros, pero precisó que se trataba de “barreras mentales” y anunció que probablemente extienda la dieta más allá de los 30 días previstos.

EL MOTIVO
Todo esto forma parte de una investigación que pretende demostrar que la pérdida de peso no se logra con dietas mágicas, sino gracias a los cambios en el estilo de vida. Con ese objetivo, este nutricionista de origen polaco está armando un documental que llevará el nombre ‘The Choice Project’ (El proyecto de la decisión). Sus avances se pueden ver y leer en su página web.

“Para ilustrar mi argumento y mostrar lo que le ocurre al cuerpo y a la mente humanas (con este tipo de dietas), he decidido servir como ejemplo con la esperanza de motivar a la gente a cambiar sus hábitos de una vez por todas”, explica en su bitácora.

El nutricionista rechaza los paralelismos con el documental ‘Supersize Me’ (2004), en el que el autor, Morgan Spurlock, se pasa un mes comiendo alimentos de la cadena de comida rápida McDonald’s para mostrar sus efectos sobre el cuerpo humano.

A juicio de Konowalski, “Supersize Me” se equivoca al culpar a terceros por nuestros hábitos alimenticios. “Nuestra alimentación es una cosa personal, y normalmente no escogemos las comidas que resultan más saludables”, agregó.