Una colección para hombres y para mujeres llamada “Black Mambo” fue con lo que esta vez el diseñador Noe Bernacelli conquistó a más de uno en esta edición de LIF Week.  Para ellos, presentó ternos elaborados en telas de Barrington como alpaca suri y otras texturas como el bouclé en los tonos gris y negro.

Para las mujeres, mostró 35 piezas inspiradas en el Renacimiento italiano y la Florencia de los siglos XIV y XV. El color negro, los tonos pasteles y rojos fueron los protagonistas de esta colección. Además, lo que más llamó la atención fue el uso de flores y animales en cada uno de sus bordados.