Para la colección que presentó en la edición pasada de LIF Week, Gerardo Privat se inspiró en los sonidos de la jungla. Así, su propuesta fue sexy, colorida y vibrante. Los estampados fueron protagonistas; los tacos altos también. 

Para esta temporada, María Lucía Privat, hermana del diseñador es quien se ha encargado de la dirección creativa. Y según le adelantó a El Comercio, la casa se ha renovado totalmente. 

Según nos comentó, Privat ahora viste a una mujer segura de sí misma, sexy, pero que también se siente muy cómoda en el día a día. "Vestimos a una mujer que trabaja y que también dsifruta ser el centro de atención de noche".