Antonio Cisneros recibió el premio Pablo Neruda: "Recompensar a la poesía es un gran acto de amor"

El poeta peruano también obtuvo una medalla y un cheque por 30 mil dólares de las manos del presidente chileno Sebastián Piñera

(Video: Canal N / Foto: AP)

El poeta peruano Antonio Cisneros recibió el lunes un diploma, una medalla y un cheque por 30.000 dólares luego de adjudicarse el Premio Iberoamericano de poesía Pablo Neruda.

La distinción se entregó el lunes, día en que el Premio Nobel de Literatura Pablo Neruda cumpliría 106 años si estuviera vivo. El poeta chileno murió en septiembre de 1973, pocos días después del golpe militar encabezado por el general Augusto Pinochet, que lideró una cruenta dictadura de 16 años y medio.

La ceremonia se realizó en uno de los salones del palacio de La Moneda, la sede de gobierno, y el premio fue entregado por el presidente Sebastián Piñera.

Cisneros fue elegido por unanimidad por los miembros del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, presidido por el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke; las escritoras chilenas Delia Domínguez y Adriana Valdés, el uruguayo Alfredo Fressia, el peruano Arturo Corcuera, y por el nicaragüense Ernesto Cardenal, ganador del premio el 2009.

LA POESÍA: UN GRAN ACTO DE AMOR
El autor de “Canto ceremonial contra un oso hormiguero” y “Como higuera en un campo del golf” dijo que “recompensar a la poesía es un gran acto de amor”, y se mostró muy agradecido por recibir en un país al que dijo tener “mucho cariño” el premio Pablo Neruda, que dedicó a todos los poetas.

El poeta peruano se refirió al Premio Nobel de Literatura chileno y a su poesía, que recordó haber descubierto en plena infancia y que supuso un “tremendo cataclismo de belleza que se arremolinó en su pobre almita de esos días”. “La poesía de Neruda acabó por convertirse en parte imprescindible de mi vida”, señaló.

Piñera, que destacó el talento y el trayecto de Cisneros, al que calificó de “hermano”, se refirió a los lazos que unen a Chile y Perú, cuyas relaciones están actualmente condicionadas por la demanda que presentó Lima ante el tribunal de La Haya para modificar a su favor los límites marítimos entre ambos países.

“Compartimos no solamente nuestras raíces, nuestra cultura y nuestra historia, sino que sobre todo compartimos un futuro que está golpeando a nuestras puertas hace mucho tiempo y que tenemos que saber enfrentar con unidad y con un sentido de grandeza”, indicó.

El presidente destacó la preocupación por la realidad del miembro de la llamada generación poética del sesenta en Perú. “Cisneros hoy, Neruda ayer, han creado con palabras un mundo nuevo”, indicó.

Cisneros, que además de obtener en el año 2000 el Premio Interamericano de Cultura Gabriela Mistral, que entrega la Organización de Estados Americanos (OEA), recibió en 2004 el premio Iberoamericano de Letras “José Donoso”, que otorga la universidad chilena de Talca, por lo que bromeó “estar protegido por los dioses de Chile”.

El peruano, que nació en Lima en 1942, recordó la “felicidad total” que sintió cuando vio publicado su primer libro, “Destierro”, y dijo que a lo largo de su vida ha sido “varios poetas”, todos con “vocación por la palabra”.

Además del premio, que recibieron en ediciones anteriores el mexicano José Emilio Pacheco (2004), el argentino Juan Gelman (2005), el peruano Carlos Germán Belli (2006), la cubana Fina García-Marruz (2007) y la chilena Carmen Berenger (2008), Cisneros verá editada en marzo del año próximo una antología poética, que se distribuirá en bibliotecas públicas.