Batalla de "The Avengers" costaría US$160 mil millones de ser real

El impacto sería superior al originado por los atentados del 11-S, el huracán Katrina (90.000 millones) o el tsunami de Japón

Batalla de "The Avengers" costaría US$160 mil millones de ser real

La compañía Kinetic Analysis, especializada en analizar el coste económico de desastres, tasó en 160.000 millones de dólares los daños que hubiera supuesto para Nueva York la batalla entre héroes y villanos en ‘The Avengers’, informó hoy ‘The Hollywood Reporter’.

El impacto sería superior al originado por los atentados del 11 de setiembre de 2001 (83.000 millones), por el huracán Katrina (90.000 millones) o por el tsunami de Japón del año pasado (122.000 millones), aunque en términos de catástrofes cinematográficas aún rigen las producciones de Roland Emmerich.

DÍA DE LA INDEPENDENCIA
“Comparado con los extraterrestres de ‘Independence Day’, por ejemplo, estos tipos son unos aficionados”, se aseguró en el informe.

“Esa alianza está más interesada en conquistar y dirigir, mientras que en ‘Independence Day’ los alienígenas buscaban comida o algo así”, se indicó desde Kinetic Analysis, en referencia a unos extraterrestres que venían a la Tierra a consumir todos los recursos y aniquilar la vida.

Emmerich es el artífice de las mayores “megadestrucciones” del cine, tal y como sucede en ‘The Day After Tomorrow’ o en su apocalíptica ‘2012’.

¿QUIÉN PAGARÍA
La evaluación de daños de ‘The Avengers’ estima que la invasión frustrada supondría entre 60 mil y 70 mil millones de dólares en destrozos, a los que habría que añadir* 90 mil millones en tareas de reconstrucción.*

Kinetic Analysis predice que al margen de la desorbitada cifra final habría un serio problema para determinar quién se tendría que hacer cargo de pagar la factura.

“La mayoría de las pólizas de seguros tienen apartados especiales para actos de guerra, revueltas civiles o terrorismo. Dada la implicación de individuos considerados deidades en algunas culturas (Thor, Loki) es incluso posible que se clasificara el evento como un ‘acto de Dios’, aunque eso estaría sujeto a un debate teológico y legal”, explicó el informe.