Autor de película anti Mahoma se esconde: "El islam es un cáncer"

Sam Bacile es el director de la cinta “Innocence of Muslims”, que provocó un atentado en Libia y protestas en Egipto como represalia

Autor de película anti Mahoma se esconde: "El islam es un cáncer"

Un cineasta israelí radicado en California se escondió luego que un tráiler de su película, en la que ridiculiza al profeta Mahoma, desató ataques de furia de musulmanes ultraconservadores contra misiones estadounidenses en Egipto y Libia.

“Esta es una película política”, dijo Sam Bacile, el escritor y director del filme, en declaraciones por teléfono desde un lugar no revelado.

Bacile, un promotor inmobiliario en California que se identifica a sí mismo como un judío israelí, dijo que cree que la cinta ayudará a su tierra natal al exponer las fallas del islam ante el mundo.

“El islam es un cáncer, punto”, declaró.

LA RESPUESTA MUSULMANA
Los musulmanes encuentran ofensivo representar a Mahoma de cualquier modo, mucho más insultarlo. En 2005, la publicación de 12 caricaturas del profeta en un periódico danés generó disturbios en muchos países musulmanes.

Aunque Bacile se deshizo en disculpas por los estadounidenses que murieron como resultado de la furia en torno a su película, le adjudicó la responsabilidad a la falta de seguridad en la embajada y a la violencia de los perpetradores.

“Siento que el sistema de seguridad (en las embajadas) no es bueno”, dijo Bacile. “Estados Unidos debería hacer algo para cambiarlo”.

EL PRÓXIMO THEO VAN GOGH
Un consultor del filme, Steve Klein, dijo que prometió ayudar a Bacile a hacer su película pero que le advirtió que iba a ser “el próximo Theo van Gogh”. Van Gogh fue un cineasta holandés asesinado por un extremista musulmán en el 2004 tras hacer un filme que fue percibido como un insulto al islam.

“Nos metimos en esto sabiendo que algo así probablemente iba a pasar”, dijo Klein.

La cinta de Bacile fue doblada al árabe por alguien a quien no conoce, pero el realizador habla suficiente árabe como para confirmar que la traducción es acertada. Se hizo en tres meses durante el verano de 2011, con 59 actores y unas 45 personas detrás de las cámaras.

Según Bacile, el filme completo sólo se ha exhibido una vez, en un cine casi vacío en Hollywood a principios de este año.