El Óscar a Mejor actor secundario fue para Christian Bale

Partía como favorito por su papel del drogadicto Dicky Eklund, el entrenador en “The Fighter”

(Frecuencia Latina)

El actor Christian Bale se llevó el Óscar a Mejor actor secundario por su papel en el filme “The Fighter”.

Bale, de 37 años, partía como uno de los favoritos para hacerse del galardón en esta categoría. La estrella de Batman interpretó al drogadicto Dicky Eklund, el entrenador en “The Fighter”, drama acerca de un boxeador estadounidense de origen irlandés, cuyo objetivo es salir de la sombra de su hermano mayor.

Con Bale candidatearon a la estatuilla John Hawkes (“Winter’s Bone”), Jeremy Renner (“The Town”), Mark Ruffalo (“The Kids Are All Right”), Geoffrey Rush (“The King’s Speech”).