Del cómic a la pantalla grande: superhéroes de leyenda

Tras el estreno de The Amazing Spiderman, te presentamos algunas épicas adaptaciones

Del cómic a la pantalla grande: superhéroes de leyenda

ÁNGEL HUGO PILARES (@angelhugo)
Redacción Online

“Si pudiera salvarte”. Eso debió pensar Andrew Garfield al aceptar el poder –y la responsabilidad– de convertirse en Peter Parker. Y lo hizo. Después de la última incursión de Spiderman en el cine, uno puede borrar de su mente las escenas rocambolescas de aquel filme en el que Tobey Maguire caminaba como John Travolta en “Fiebre de sábado por la noche”. Puede pensar, quizás, en las que Sam Raimi nos regaló en la primera película de la trilogía anterior, hace apenas diez años.

El caso de las buenas adaptaciones, como esta o la primera de Raimi, alimentan una serie de filmes que han convertido al cine de superhéroes en un género en auge desde que, en 1966, el Batman que interpretaba Adam West llenó de onomatopeyas el ecran con su tecnicolor sicodélico.

VUELVE EL CABALLERO OSCURO
Batman tuvo episodios memorables de la mano de Tim Burton, quien recreó Ciudad Gótica como una pesadilla noir. Mas fue Christopher Nolan quien tomó elementos del héroe de Frank Miller en “Año uno” y calcó escenas de la historieta para reinterpretarlas en “Batman Begins”, como aquella en que una bandada de murciélagos saca de un aprieto al caballero oscuro.

No contento con ello, Nolan dejó el papel del antagónico de la secuela a Heath Ledger, quien supo reinterpretar el papel de payaso del crimen de Jack Nicholson y lo convirtió en un sociópata como el que imaginó Brian Azarello en la historieta que lleva el nombre del criminal más temido de Ciudad Gótica. Viene la tercera parte (mucho más realista que el resto dentro de lo que la fantasía permite) y promete.

EL ÚLTIMO HIJO DE KRYPTON
El hombre de acero jamás pudo sobreponerse a su primera y más exitosa experiencia cinematográfica, protagonizada por Christopher Reeve en 1978. ¿Qué película con Marlon Brando puede no ser espectacular? A pesar de su corto papel como Jor-El y los aprietos en que puso al director Richard Donner, la película fue redonda: la maquiavélica mente criminal de Lex Luthor aterroriza la ciudad mientras Clark Kent, un periodista procedente de un pueblo de Kansas, cubre la información con la osada Lois Lane, la misma que es salvada infinidad de veces por un hombre superpoderoso que vuela.

Con este argumento sencillo, “Superman” fue la mejor adaptación del hijo de Krypton. Lamentablemente, la secuela (que fue filmada al mismo tiempo que la primera entrega, pero terminada por otro director) y las películas posteriores no le hicieron justicia. El héroe acabó tan desdibujado que se intentó relanzar la franquicia con “Superman regresa” (2006). Pero nunca volvió a ser lo mismo.

VENGADORES, ¡ÚNANSE!
La coronación más reciente del cine de superhéroes llegó de la mano de un proyecto ambicioso que trataba de colocar juntos, en la misma escena, a los héroes más poderosos de la Tierra que ya habían tenido películas anteriores. “Los vengadores” es un filme que pertenece a la primera fase de algo que se ha llamado con el nombre de “Universo cinemático Marvel”. Con personajes muy disímiles de películas previas (Hulk, Iron Man, Thor y el Capitán América) se armó un menú que reunía guiños y misterios dejados en el camino con una alta dosis de acción y efectos especiales.

Si hay una crítica que hacerle, es que sigue siendo difícil darle protagonismo a tantos héroes a la vez: el Hulk de Mark Ruffalo le dio nueva vida al monstruo verde, pero nunca nadie vio (cortesía del metraje cortado) los avatares de un Capitán América que debía acoplarse a la vida moderna. Ya se empezaron a filmar las películas de la fase dos, que culminarán en una secuela dirigida por el mismo Joss Whedon, quien nos regaló la primera parte.

PODER MUTANTE
No les pidan estricta fidelidad a la historia del cómic, pero sí al espíritu de una historia de jóvenes desadaptados, la cual puede ser interpretada como una metáfora del racismo. Las películas sobre mutantes han sido pirotécnicas de principio a fin y han tenido referentes muy claros del cómic, como la saga “Astonishing” que hizo Joss Whedon (el director de “The Avengers”) y “Wolverine: Origins” de Daniel Way. ¿El mérito?: haber metido una historia enorme en varias películas de dos horas sin que los personajes pierdan su valor.

¿QUIÉN VIGILA A LOS GUIONISTAS?
Quizás, el único molesto con las adaptaciones de “V de Vendetta” y “Watchmen” sea el autor, Alan Moore: él pidió que su nombre no aparezca en los créditos. “Hay cosas que hicimos con ‘Watchmen’ que solo pueden resultar en un cómic”, dijo alguna vez. Pese a todo, el mérito de las adaptaciones es haber hecho todo lo posible para acercarse siquiera.