elcomercio.pe en Hollywood: Magaly Solier cantó en quechua por primera vez en Los Ángeles

El equipo de “La teta asustada” brindó una conferencia de prensa a los medios internacionales en Los Ángeles, dos días antes de la ceremonia de entrega de los Premios Óscar

La exitosa directora peruana Claudia Llosa ofreció un conferencia de prensa a los medios internacionales en Los Ángeles junto a la actriz Magaly Solier y al productor español José María Morales.

Nuestras compatriotas, minutos antes de iniciada la conferencia, fueron sorprendidas por un grupo de representantes de la firma de champán “Moët & Chandon” quienes les obsequiaron una lujosa botella de edición especial con el nombre de “La teta asustada” etiquetada, la cual será subastada posteriormente en favor de obras benéficas.

QUECHUA EN HOLLYWOOD
Como era de esperarse, las preguntas a la directora iban desde la concepción de la idea, pasando por las razones del título y su predilección por contar con Magaly Solier como protagonista de sus filmes, a la que calificaron como su “musa inspiradora”.

Al recordar que la película ha sido filmada en dos idiomas, la prensa extranjera pidió que la actriz Magaly Solier cantara en quechua, a lo que la actriz accedió entre sonrojos. La canción escogida pertenece a la banda sonora del filme peruano y causó gran emoción entre los asistentes a lo que exclamaron un “¡precioso!”.

LAS INFALTABLES CRÍTICAS
En tanto Claudia Llosa reconoció que su filme sufrió diversas críticas en nuestro país, a lo que señaló que “Todas las películas tienen que asumir el riesgo de la libre interpretación”. Y que lo importante es que su filme ha logrado abrir diálogos. “Si aporta al diálogo, a que el tema salga, que la gente se dé la mano, bienvenido sea. No esperamos más que eso” agregó la directora.

Según Claudia Llosa, su filme tiene muchas cosas que a ella le hubiera gustado mejorar. Y reconoció encontrarle errores. “Yo soy mi principal crítica. Me tendría que quedar aquí casi dos horas para contarles todo lo que he aprendido y todo lo que me gustaría mejorar”. “Soy conciente de que mi trabajo no tiene la perfección, soy una persona que intenta acertar humildemente. Es muy difícil llegar a lo que uno espera”.

La directora aseguró que en sus peores momentos, en los que sintió que algo no funcionaba bien en sus tomas, siempre estuvo salvaguardada por sus productores y por su familia.

Asimismo, el productor José María Morales resaltó que la película había sido realizada con aproximadamente un millón y medio de dólares y que era todo un mérito que una película tan pequeña haya llegado hasta la nominación de la Academia, en la que participan producciones ampliamente más costosas como “La cinta blanca” de Michael Haneke.