Famosos contra políticos: cuando las celebridades se enfrentan al poder

A propósito del encuentro verbal entre Ricardo Darín y Cristina Fernández, recordamos algunos casos parecidos

Famosos contra políticos: cuando las celebridades se enfrentan al poder

El actor argentino Ricardo Darín salió de las páginas culturales para pasar a las de política tras un encuentro verbal con la presidente de su país, Cristina Fernández.

Darín, que había tenido un encuentro amigable con la mandataria en el 2010 cuando la película que protagonizó, El secreto de sus ojos, ganó el Óscar a la mejor cinta en lengua extranjera, criticó el incremento del patrimonio de Fernández, dando paso a una contundente y mediática respuesta en Facebook.

¿Es la primera vez que un famoso se enfrenta a un político? Pues no. Aquí recordamos algunos casos similares.

GERARD DEPARDIEU CONTRA EL GOBIERNO FRANCÉS
Gerard Depardieu es el actor más rico de Francia y serlo le trajo algunos problemas con su gobierno. Cuando este decretó que los millonarios como él deberían pagar un impuesto del 75%, el protagonista de Cyrano de Bergerac se indignó tanto que renunció a su pasaporte, alegando que ya le había dado demasiado dinero al gobierno galo. ¿Cuánto? Según estimó Depardiu, más de 145 millones en toda su carrera.

El actor entonces empezó a buscar en Europa quien lo adopté y encontró respuesta en Rusia, que le acaba de dar su pasaporte. Esta actitud generó que Jean-Marc Ayrault, primer ministro francés, califique al actor de “lamentable y despreciable” y que Michel Sapin, ministro del trabajo, atribuya su compartimiento a su carácter explosivo.

Sin embargo, Depardieu salió airoso, pues Francois Hollande, presidente francés, invitó al actor a conversar por teléfono y le ofreció disculpas por los dichos de estos políticos e intentó convencerlo de que su exilio no sea definitivo; aunque la respuesta de Depardieu no se ha dado a conocer.

KARL LAGERFELD VS. FRANCOIS HOLLANDE
El diseñador alemán Karl Lagerfeld también se sumó a la causa de Gerard Depardieu y calificó de “imbécil” a Francois Hollande por su política “anti millonarios”.

“Ese imbécil será tan desastroso como Zapatero (el ex presidente español). Hollande odia a los ricos. Es desastroso. Los quiere castigar y, claro, ellos se van (…) ¿Quién compra coches franceses? Yo desde luego no”, declaró el modisto.

CLINT EASTWOOD CONTRA EL “INVISIBLEOBAMA
El premiado actor y director Clint Easwtood nunca ha ocultado sus preferencias políticas y siempre ha mantenido una vida muy activa en este ámbito; sin embargo, uno de los episodios más vergonzosos que protagonizó en esta faceta se dio en la reciente contienda electoral para elegir al presidente de los Estados Unidos.

Eastwood, que apoyó al candidato Mitt Romney, se enfrentó verbalmente a Barack Obama, aunque este no estuvo presente.
El actor ofreció un improvisado e impasible discurso en la convención de Romney, a veces con críticas afiladas a Obama y otras apoyando la candidatura de Romney. Pero muy a menudo estuvo cerca de la incoherencia, saltando de un tópico a otro, incluyendo el estado de la economía, la guerra de Afganistán y la prisión militar estadounidense de Bahía de Guantánamo.

En uno de sus momentos lúcidos, Eastwood – entrecerrando los ojos, con el rostro demacrado enmarcado en sus canas despeinadas – dijo a la multitud: “Cuando alguien no hace bien el trabajo, tenemos que dejarlo ir”. De vez en cuando, se detenía para regañar a la silla, diciéndole al ausente Obama “cállate”.

La frase “invisible Obama” se convirtió en viral en Internet, y las fotos de gente con sillas vacías llenaron Twitter. La cuenta del líder demócrata en la red social colgó una foto de Obama sentado en una silla con las palabras “El Presidente” y el comentario: “Este sitio está ocupado”.

GEORGE CLOONEY, EL DESOBEDIENTE CIVIL
El eterno galán de Hollywood es un conocido activista de los derechos humanos y, para defender a las personas que han sido víctimas de crímenes de guerra cometidos por Jartum en el sur de Sudán, realizó una mediática protesta en la embajada de dicho país en los Estados Unidos.

El actor fue detenido por la policía estadounidense tras esta actividad, pero salió en libertad rápidamente y consiguió su propósito: que su mensaje contra las políticas del gobierno sudanés sean noticia.

El refugiado Niemat Ahmadi, que huyó de Darfur en 2007, agradeció en su momento el gesto del actor: “Gracias a George Clooney y al resto de líderes que han estado hoy aquí, sé que hay más esperanzas de captar la atención de la comunidad internacional”.

HUGH GRANT SE QUEJA POR LAS ESCUCHAS ILEGALES
A medidos del 2011 se desató un escándalo en el Reino Unido tras revelarse que el diario News of the World realizaba escuchas ilegales a personajes de la política y el espectáculo británico.

Una de las víctimas de estas escuchas telefónicas fue el actor Hugh Grant, quien tuvo una discusión televisiva con John Whittingdale, miembro del parlamento británico, a propósito de las recomendaciones del juez Leveson de exigir un “control para la prensa”.

En el debate, ocurrido en el programa de Andrew Marr, el político sugirió darle una nueva oportunidad a los medios de prensa sin la necesidad de una nueva legislación, algo que molestó a Grant, quien dijo que el gobierno prefería apoyar a las grandes corporaciones que a las víctimas de los medios.